Comer sandía, ¿ayuda a los tobillos hinchados?

Los tobillos hinchados pueden ser el resultado de un edema (exceso de agua atrapada en los tejidos de tu cuerpo). Según Mayo Clinic.com, esta condición afecta más comúnmente a los tobillos, pies, manos y brazos. Un bocadillo que puedes disfrutar los días cálidos de verano (la sandía) puede ayudarte a reducir la hinchazón de tus tobillos.

Sandía

El alto contenido de agua de la sandía la hace un diurético natural. La sandía es también una fuente del complejo vitamina B, de vitamina C, beta carotenos y ácidos fólico. Cuando se combinan, estas vitaminas, minerales y antioxidantes pueden ayudar a reparar el tejido dañado y a eliminar toxinas del sistema corporal, incluyendo el exceso de agua presente en los tejidos.

Diuréticos naturales

Los diuréticos naturales, incluyendo la sandía, pueden ayudar a eliminar el exceso de fluidos del cuerpo. Los diuréticos naturales ayudan a reducir la retención de agua. Esto es especialmente cierto en individuos que sufren de edemas y en mujeres embarazadas o que retienen líquidos durante su ciclo menstrual.

Consumo recomendado de fruta

Dietary Guidelines for Americans indica que se recomiendan 2 tazas de fruta por día para individuos menores de 14 años. Los adultos de entre 19 y 30 años deben también comer 2 tazas de frutas por día. Cuando pasas los 30 años, debes consumir 1,5 tazas por día. Para estimar el tamaño de porción de una fruta, una porción debe caber en la palma de tu mano.

Edema

Un edema es la retención de líquido que puede ocurrir en cualquier tejido de tu cuerpo, incluyendo los tobillos. Puede ser el resultado de un embarazo o de una condición médica subyacente. Sentarse demasiado tiempo, consumir alimentos salados, el síndrome pre-menstrual, los medicamentos anti-inflamatorios y los estrógenos puede causar retención de líquido. Los síntomas de edema incluyen hinchazón y estiramiento de la piel, piel brillante y aumento de tamaño del vientre. El tratamiento del edema incluye tratar la causa subyacente, limitando la ingesta de sal y los medicamentos. Nunca uses un diurético natural sin el permiso de tu médico; estos diuréticos no están recomendados para mujeres embarazadas ni para quienes tienen insuficiencia venosa crónica.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por mariana palma