Qué no comer para quemar la grasa abdominal

La grasa del estómago sólo disminuye a medida que disminuyes la grasa corporal total. Una dieta saludable para reducir la grasa del estómago limita la ingesta de alimentos confortables, como las comidas rápidas, los carbohidratos simples y los alimentos fritos, pero no los elimina. Si se eliminan tus comidas favoritas, a menudo te sientes privado y no puedes cumplir con tu plan de dieta. Sin embargo, una dieta que te permite comerlos en ocasiones promueve con éxito la pérdida de la grasa del estómago.

Grasas saturadas

Las grasas contienen más calorías por gramo que cualquier otro nutriente. Las grasas saturadas no sólo añaden calorías adicionales a tu dieta, sino que también aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular al aumentar los niveles de colesterol en la sangre. Las "2010 Dietary Guidelines for Americans", publicadas por el U.S. Department of Agriculture afirma que las mayores porciones de grasas saturadas provienen de queso, pizza, postres, pollo, salchicha, tocino, costillas y salchichas. Limita el consumo de grasas saturadas buscando el corte más magro de carne posible, quita la piel de las aves antes de cocinar, come más pescado en sustitución de las proteínas de origen animal con proteínas a base de plantas, selecciona productos lácteos bajos en grasa y cocina con aceite de oliva, de canola o aceites de cártamo.

Carbohidratos simples

Los carbohidratos simples, como los granos refinados, a menudo contienen calorías vacías y muy poca fibra. MayoClinic recomienda sustituir los granos refinados con granos integrales para ayudar a reducir la grasa del vientre. Los cereales integrales contienen fibra, que ayuda a mantener una sensación de saciedad. Los alimentos ricos en fibra a menudo contienen menos calorías que los alimentos bajos en fibra, lo que aumenta su efectividad para reducir la grasa del vientre. Los alimentos comunes hechos de granos refinados incluyen pasta regular, galletas, pan blanco, donas, productos de panadería y arroz blanco. La pérdida de grasa del estómago ocurre más rápido cuando consumes porciones controladas de hidratos de carbono complejos, como la pasta de grano entero, pan integral, cereales ricos en fibra, arroz integral y la mayoría de las verduras.

Calorías líquidas

La cantidad de azúcar en la dieta estadounidense promedio aumentó en un 19 por ciento entre los años 1970 y 2005, de acuerdo con el número de agosto de 2009, de "Circulation", una revista de la American Heart Association. La mayoría de estas calorías provienen de fuentes de líquidos como jugos de frutas, refrescos regulares, bebidas energéticas y otras bebidas endulzadas con azúcar. Las bebidas endulzadas con jarabe de maíz de alta fructosa puede aumentar el almacenamiento de grasa en el cuerpo, especialmente en el abdomen, según un estudio publicado en la edición de noviembre de 2010, de “Pharmacology, Biochemistry and Behavior”. Si bien este experimento se centró en ratas, los resultados sugieren los cuerpos humanos pueden responder de la misma manera. Reemplaza las bebidas y los alimentos preparados con azúcares, jarabe de maíz de alta fructosa o azúcar de maíz con agua u otras bebidas sin calorías para ayudar a reducir la grasa del estómago.

Alcohol

Las bebidas alcohólicas suman altas cantidades de calorías a tu ingesta diaria sin darte muchos nutrientes. Cada gramo de alcohol contiene 7 calorías. El alcohol también puede aumentar tu deseo de comer, haciendo que comas más de una comida o merienda, advierte Janet Bonos Brill, autor y director de estudios de nutrición y entrenamiento de Fitness Together. Limita el consumo de alcohol para ayudar a controlar el número de calorías que consumes y mejorar tu capacidad de perder grasa del estómago.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly wonderly | Traducido por verónica sánchez fang