Cómo comer polen de abejas

Compuesto en casi un 40% por proteínas, el polen de abejas es descripto por el Dr. Joseph Mercola como una de los alimentos más nutritivos de la naturaleza. Aunque le polen de abejas ha sido usado por años en la medicina china, sólo ha sido recientemente que atrajo la atención de la sociedad occidental. Antes de añadir polen de abejas a tu dieta, investiga si tienes signos o sensibilidad alérgica. Las personas a las que les falta el aire, se marean o sienten un aumento en la frecuencia cardíaca luego de consumir polen deben buscar atención médica inmediata.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Polen de abejas
  • Cuchara

Instrucciones

  1. Compra polen de abejas local. Usar polen local es una forma efectiva de fortalecer tu sistema inmune y reducir la intensidad de las alergias estacionales, explica el Dr. Joseph Mercola. Compra en un mercado de granjeros locales o en tiendas de alimentos naturales para hallar polen que sea nativo de tu región.

  2. Prueba una posible alergia al polen de abejas. Incluso aquellos que no son alérgicos a las picaduras de abejas pueden ser sensibles al polen cuando lo consumen como alimento. El Dr. Mercola sugiere que los individuos deben evaluar su sensibilidad ingiriendo un único grano de polen, para ver si aparecen signos y síntomas de intolerancia. Dificultad para respirar, aumento de la frecuencia cardíaca o mareos luego de comer polen de abejas pueden indicar una reacción alérgica, y debes buscar atención médica de inmediato si sufres de algunos de estos síntomas.

  3. Ten cuidado al cocinar con polen de abejas. Calentar los granos de polen puede desnaturalizar las enzimas activas de este producto, limitando su valor nutricional. En su lugar, considera añadirlo a batidos, jugos o condimentos para ensaladas. Puedes añadir hierbas o especias, como la canela, para complementar el sabor del polen.

  4. Aumenta tu ingesta de polen de abejas gradualmente. Comienza con un grano o dos al día, explica el Dr. Mercola, y aumenta el consumo gradualmente a aproximadamente una cucharada al día. Dependiendo de tu peso corporal y de tus antecedentes de salud, la cantidad de polen que necesitas para una salud óptima puede variar de forma significativa.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de mantener el polen refrigerado todo el tiempo para evitar que se eche a perder.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn vera | Traducido por mike tazenda