¿El comer pimienta afecta a un bebé por nacer?

Una mujer embarazada siente a menudo fuertes antojos de determinados tipos de alimentos. Por lo general, estos deseos serán por cosas saladas, dulces, amargas ó picantes. Muchas mujeres embarazadas tienen preocupaciones sobre el comer pimienta blanca y negra, y si afecta al bebé nonato. Mientras que la evidencia científica rigurosa es escasa, lo mejor para la madre es evitar el consumo de grandes cantidades de pimienta durante el embarazo para evitar posibles complicaciones.

Ventajas

La pimienta negra es una de las hierbas más antiguas y más ampliamente utilizadas en el mundo. Además de su papel como un saborizante popular y como ingrediente en la cocina, la pimienta negra tiene beneficios para la salud. Ha sido un ingrediente central en la medicina india durante cientos de años, el tratamiento de una amplia gama de problemas de salud como indigestión, estreñimiento, dolores de muelas, enfermedades pulmonares, problemas de hígado, e incluso quemaduras de sol.

Datos nutricionales

La pimienta negra es una excelente fuente de manganeso, sólo 2 cdtas.de pimienta contienen más del 12 por ciento del valor diario recomendado de este mineral. La misma cantidad de pimienta también contiene 8.6 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina K, y el 6.9 por ciento de la cantidad diaria recomendada de hierro. La pimienta también es una buena fuente de fibra dietética, y contiene casi cero calorías, colesterol y grasa.

Consideraciones

Mientras que el comer dosis normales de pimienta puede no ser perjudicial, la pimienta tiene algunos efectos secundarios potencialmente graves para las madres embarazadas. Cuando está en forma de aceite y se aplica tópicamente a la piel, la pimienta ha sido conocido por ser un estimulante uterino, lo que podría posiblemente causar que una mujer embarazada tenga contracciones tempranas. Otros posibles efectos secundarios incluyen problemas digestivos y gastrointestinales, que, aunque no son directamente perjudiciales para el feto, pueden hacer que el embarazo sea más difícil para la madre. Esto es especialmente cierto durante el tercer trimestre del embarazo, cuando el bebé en crecimiento ejerce una presión considerable sobre el vientre de la madre y el sistema digestivo.

Advertencia

Si bien no existe un consenso general sobre el tema, algunos homeópatas consideran la pimienta como un emenagogo. Los emenagogos son hierbas que estimulan el flujo de sangre en el área de la pelvis y el útero, por lo general para inducir la menstruación. Los emenagogos históricamente también han sido utilizados para interrumpir el embarazo, así que deben evitarse grandes dosis de pimienta o aceite de pimienta negra.

Consejos

Por desgracia, no existe ningún estudio científico riguroso que involucren a la pimienta y sus efectos sobre el feto que estén actualmente disponibles. Dado que cada embarazo es específico para cada individuo, el consejo más sabio es escuchar a tu propio cuerpo, y consultar a tu obstetra para obtener información adicional.

Más galerías de fotos



Escrito por todd maternowski | Traducido por esteban arenas