¿Está bien comer mariscos con cálculos biliares?

La mayoría de las personas que tienen cálculos biliares no lo saben, según US News World Report. Éstos son pequeñas piedras como guijarros que se forman en la vesícula biliar cuando hay un desequilibrio en las sustancias que componen la bilis. Si tienes cálculos biliares, deberías ser capaz de comer mariscos. Sin embargo, si los cálculos biliares te están dando problemas, necesitarás prestar atención al tipo de mariscos que comes y cómo los preparas.

Cálculos biliares


Vesícula biliar.

La vesícula biliar es un órgano pequeño debajo del hígado que colecta bilis, la almacena y la concentra. La bilis es una sustancia espesa que tu cuerpo necesita para ayudar a digerir la grasa. Se compone de colesterol, bilirrubina, proteínas, sales biliares, agua y algunos minerales. Si tu bilis contiene demasiada cantidad de cualquiera de estas sustancias, especialmente de colesterol, es probable que se cristalice y se formen las piedras. Los cálculos biliares afectan a aproximadamente al 10% de la población, pero sólo causan serios problemas en aproximadamente al 1 a 2%, según US News and World Report.

Dieta y cálculos biliares


Pescado.

Hacer cambios en tu dieta no impide que se formen los cálculos biliares, según los autores del "Krause's Food, Nutrition and Diet Therapy". Pero si los cálculos biliares están causando dolor e inflamación, puede que necesites limitar la cantidad de grasa en tu dieta a unos 40 a 45 gramos para evitar las contracciones de la vesícula biliar. La mayoría de mariscos son bajos en grasa, una buena opción cuando necesitas limitar tu ingesta diaria de la misma.

Marisco


Camarón.

Los mariscos incluyen camarón, cangrejo, langosta y vieiras. Son naturalmente bajos en grasa, convirtiéndolos en una buena opción para la dieta para los cálculos biliares, si estás experimentando problemas o no. Una porción de 3 onzas de langosta cocida o camarones contiene menos de 2 gramos de grasa total. Si necesitas limitar el consumo de grasas debido a problemas con los cálculos biliares, evita los mariscos fritos y cualquier grasa como la mantequilla clarificada que puede ser servida con ellos.

Pescado


Pescado asado.

Los pescados también hacen una adición a tu dieta saludable. Pero la cantidad de grasa puede variar dependiendo del tipo de pescado. Las opciones de pescado muy bajos en grasa incluyen bacalao, lenguado, merluza, abadejo y pargo. Una porción cocida de 3 onzas de cada uno de estos peces contiene menos de 2 gramos de grasa total. Los pescados grasos, que incluye el atún, el salmón y la trucha, contienen 6 a 10 gramos de grasa por porción de 3 onzas. Si los cálculos no están causando problemas, deberías ser capaz de comer todo tipo de peces. Sin embargo, si te están provocando dolor, necesitarás evitar o limitar los pescados grasos. También evita el pescado frito y cualquier grasa servida con él, como mantequilla o salsa tártara.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por marcela carniglia