Comer limón durante el embarazo

Comer limones durante el embarazo puede tener varias ventajas, pero tiene también algunas desventajas. Aunque la fruta proporciona una buena cantidad de vitaminas y minerales y puede alejar las náuseas matutinas, puede dañar el esmalte de los dientes y desencadenar o exacerbar la pirosis u otros problemas gastrointestinales. Si tienes preocupaciones específicas acerca de la forma en que comer limones podría afectar a tu embarazo, comunícate con tu médico.

Nutrición

Los limones contienen buenas cantidades de varias vitaminas, minerales y otros. Un limón medio crudo contiene sólo 17 calorías y casi sin grasa, al tiempo que ofrece numerosas vitaminas y minerales. Algunas de estas vitaminas y minerales son calcio, tiamina, niacina, ácido fólico, fósforo, magnesio, cobre, manganeso, ácido pantoténico, vitamina B-6 y riboflavina, todos los cuales son nutrientes vitales para el sano crecimiento y desarrollo de tu bebé que va a nacer. También es una excelente fuente de vitamina C. Comerlos durante el embarazo puede ser una forma efectiva de asegurarte que estás obteniendo estos nutrientes.

Náuseas matutinas

Aunque su uso no está demostrado científicamente, los limones también pueden minimizar las sensaciones de náuseas asociadas a la enfermedad de la mañana, según la American Pregnancy Association (Asociación estadounidense del Embarazo). Aunque puede resultar útil comer los limones, chuparlos o incluso simplemente olerlos también puede ayudar a aliviar tus vómitos. Si tus náuseas matutinas parecen particularmente graves, no confíes en los limones para tratar tus síntomas. En cambio, llama a tu médico.

Acidez o incomodidad gastrointestinal

Durante la última parte del embarazo, muchas mujeres sufren de acidez estomacal u otras formas de señal de socorro gastrointestinal. El alto contenido de acidez de los limones puede desencadenar o exacerbar estos síntomas. Si estás experimentando estos problemas, evita comer limones y otros alimentos cítricos hasta que los síntomas desaparezcan.

Esmalte de dientes

El ácido cítrico puede dañar el esmalte de los dientes. Los limones contienen cantidades particularmente altas de ácido cítrico. Evita el consumo de grandes cantidades de limones de manera regular para evitar que esto ocurra. Si notas cambios en los dientes que crees que puede deberse a tu consumo de limón, consulta a tu dentista.

Usos

Si deseas incluir limones en tu dieta durante el embarazo, deberías considerar usar pequeñas cantidades al principio para determinar si tienes acidez gástrica u otros efectos secundarios. Puedes agregar una rodaja de limón o unas cucharadas de zumo de limón en un vaso de agua o de té. También podrías añadir limón a tus comidas, como exprimir el zumo de limón fresco sobre un plato de pasta o de pescado y de pollo.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth wolfenden | Traducido por maria gloria garcia menendez