¿Puedo comer hummus en el embarazo?

Tradicionalmente es un plato del Medio Oriente, el hummus tiene un sabor suave y textura cremosa. A menudo se usa para untar o como salsa, puede ser una opción más saludable que muchas otras alternativas cargadas en calorías y altas en grasas. Durante el embarazo, debes ser precavida y considerar los tipos de alimento que ingieres. Si bien el hummus es un bocadillo saludable, hay cierto debate en cuanto a su seguridad durante el embarazo.

Un gran debate

En mayo de 2011, hubo cierta controversia en relación a si el hummus es seguro durante el embarazo. Por ejemplo, el sitio web BabyCenter ubica al hummus en una lista de los bocadillos saludables para las futuras mamás. Por otra parte, el folleto de "Los alimentos seguros durante el embarazo" que ofrece la NSW Food Authority en New South Wales, Australia, etiqueta al hummus como un alimento que debe comerse con precaución durante el embarazo. Incluso el folleto de "Alimentación para mujeres embarazadas sanas" publicado por el gobierno de Nueva Zelanda recomienda evitar por completo hummus y cualquier tipo de salsa Tahini durante el embarazo.

Posibles peligros

La listeriosis, una enfermedad transmitida a través de los alimentos, es la principal preocupación en relación a la seguridad del hummus durante el embarazo. Aunque la bacteria Listeria monocytogenes es inofensiva para la mayoría de adultos sanos, puede causar una enfermedad grave en los adultos mayores, las mujeres embarazadas, los recién nacidos y cualquier persona con un sistema inmunitario debilitado. Si una embarazada consume alimento contaminado con la bacteria listeria, podría sólo experimentar síntomas leves similares a la gripe. Sin embargo, la infección podría tener como resultado un aborto espontáneo, parto prematuro, muerte fetal o una infección grave en el recién nacido. Si de todas formas optas por comer hummus durante el embarazo, guárdalo en la nevera y cómelo en un plazo de dos días de abrirlo o haberlo hecho.

Beneficios nutricionales

El hummus puede ser un bocadillo extremadamente saludable durante el embarazo. Sus dos ingredientes principales son garbanzos y tahin, ricos en proteínas y calcio. Los garbanzos son ricos en fibra y bajos en grasa, por lo que son saludables para el corazón. El hummus también contiene aceite de oliva, alto en grasas mono-insaturadas saludables para el corazón, y ajo y jugo de limón, ambos con alto aporte en antioxidantes. El hummus es una buena fuente de ácidos grasos omega-3, hierro, ácido fólico, cobre, manganeso y vitamina B-6. Durante el embarazo, el hummus se puede usar como una salsa saludable para los vegetales crudos o pita integral o para untar en un sándwich en lugar de usar mayonesa o salsas muy calóricas.

Hazlo tú misma

Si el riesgo de la listeriosis te preocupa demasiado como para comer hummus envasado, considera hacerlo tú para disminuir de manera considerable el riesgo de contaminación alimentaria. La chef del Food Network, Ina Garten recomienda una receta relativamente simple para un plato de hummus saludable para el corazón. Su receta implica mezclar ajo, garbanzos, tahini, sal kosher, jugo de limón y agua en un procesador de alimentos hasta hacer un puré. Si quieres darle un poco más de sabor, y si tu embarazo te lo permite, agrégale unas gotas de salsa picante.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por mariajose mansilla