¿Está bien comer huevos si se sigue un programa de entrenamiento?

La nutrición correcta juega un rol central en tu salud y, como resultado, en tu calidad de vida. Si ejercitas regularmente y realizas actividad física, consumir alimentos ricos en nutrientes ayuda a tu cuerpo a prepararse para el entrenamiento y para recuperarte de él, por lo que puedes desempeñarte de la mejor forma. Comer huevos como parte de una dieta equilibrada y variada puede apoyar tu programa de ejercicios y ayudarte a mantener tu salud.

Beneficios de la proteína del huevo

Los huevos, particularmente la clara, brindan una fuente rica de proteína dietaria que sostiene a tu programa de entrenamiento. Cuando ejercitas, especialmente si realizas levantamiento de pesas, tus músculos sufren desgarros microscópicos. Después de entrenar, tu cuerpo repara estos microdesgarros, dejando a tus músculos más fuertes que antes. La proteína dietaria presente en los huevos contiene aminoácidos, que son utilizados por tu cuerpo para reparar el tejido muscular. Consume huevos para mejorar tu ingesta diaria de proteína y permitir una recuperación post-entrenamiento.

Beneficios de los minerales

Los huevos también son una fuente de minerales, algunos de los cuales son particularmente importantes para quienes siguen un programa de entrenamiento. Los huevos contienen hierro, un mineral importante para el correcto funcionamiento de la sangre. Consumir hierro suficiente permite a tu cuerpo producir hemoglobina, la proteína que brinda oxígeno fresco a tus músculos mientras ejercitas. El potasio, el magnesio y el calcio presentes en los huevos promueven un adecuado funcionamiento de los músculos y el corazón, para ayudarte a entrenar.

Beneficios de las vitaminas

Los huevos también brindan beneficios para la salud al seguir un programa de entrenamiento porque contienen vitaminas. Contienen ácido fólico y vitamina B12, dos nutrientes esenciales para la producción de glóbulos rojos sanos que transportan oxígeno y nutren a tus músculos durante cada entrenamiento. Además, los huevos contienen vitamina B1, B2 y B3, que ayudan a tu cuerpo a obtener energía de los alimentos que consumes, para poder acceder a ella para mantener un programa de entrenamiento.

Consideraciones

Aunque los huevos pueden ayudar a tu programa de ejercicios, debes evitar consumir alimentos en momentos previos al entrenamiento. El alto contenido proteico de los huevos requiere períodos relativamente largos de digestión en tu estómago e intestino delgado y consumir huevos antes de practicar una actividad física puede causar malestar estomacal durante el entrenamiento. En vez de comer huevos antes de entrenar, elige como fuente de energía, alimentos de fácil digestión, como los jugos de fruta. Incorpora huevos a tu dieta varias horas antes de tus entrenamientos o consume los huevos después de ejercitar, para ayudar a tu cuerpo a recuperarse.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mariana palma