¿Pueden comer huevo los diabéticos?

Tu plan de alimentación es una de las más importantes y potencialmente eficaces herramientas de tratamiento para controlar tu diabetes. Los objetivos de tu dieta diabética están en controlar tu nivel de azúcar en la sangre y reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes. Los huevos pueden ser un motivo de preocupación debido a que contienen grandes cantidades de colesterol y grasas saturadas, nutrientes que pueden contribuir a tu riesgo cardiovascular. Cuando se comen con moderación, como parte de un plan de nutrición saludable para el corazón, puedes incluir a los huevos como una parte de tu dieta diabética a menos que tu doctor te recomiende lo contrario.

Grasas, diabetes y enfermedades cardiovasculares


Tu equipo de diabetes médico va a monitorear los niveles de grasas en la sangre.

Tener diabetes aumenta tu riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica, caracterizada por depósitos que contienen colesterol en las paredes de tus arterias que obstruyen el flujo de la sangre. Niveles anormales de grasa en la sangre contribuyen aún más a tu riesgo de desarrollar aterosclerosis. Tu equipo de diabetes médico va a monitorear los niveles de grasas en la sangre, incluyendo los triglicéridos y el colesterol bueno y el malo. Una dieta saludable para tu corazón es recomendada para todos los diabéticos para ayudar a reducir tu riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular aterosclerótica.

Los huevos y la grasa


La grasa en los huevos se encuentra en la yema.

Los huevos son un alimento nutritivo, llenos de proteína de alta calidad, vitaminas y minerales. El inconveniente de nutrición de incluir huevos en tu dieta diabética, sin embargo, es el contenido de grasa. Un huevo grande contiene aproximadamente 210 mg de colesterol y 1,6 g de grasas saturadas, un huevo pequeño contiene 155 mg de colesterol y 1,2 g de grasas saturadas. La buena noticia es que toda la grasa en los huevos se encuentra en la yema, lo que significa que es muy fácil de separar.

Incorporando huevos a tu dieta


Usa claras de huevo en lugar de huevos enteros.

La mejor opción en lo que respecta a la limitación de la ingesta de grasa es usar claras de huevo en lugar de huevos enteros. Las claras de huevo funcionan bien para hacer tortillas de huevo o huevos revueltos. También puedes hervir los huevos enteros y retirar la yema después de la cocción. Si ocasionalmente deseas incluir los huevos enteros a tu dieta, come huevos pequeños. También puedes intentar mezclar claras de huevo con huevos enteros. Por ejemplo, para preparar una tortilla de tres huevos, utiliza un pequeño huevo entero y dos claras de huevo. Utiliza un sartén antiadherente o aerosol para cocinar para evitar agregarle mas grasa al plato. Un enfoque similar funciona con la ensalada de huevo, utiliza un pequeño huevo entero por cada tres o cuatro claras grandes de huevo. Para productos horneados, consulta un un recetarios para diabéticos o habla con tu nutricionista para hacer sustituciones de los huevos enteros.

Otras consideraciones


Asegúrate de tomar tu medicamento como se indica.

Cuando incluyes huevos en tu plan de comidas diarias, limita el colesterol y las grasas saturadas en los otros alimentos que comes durante el día para asegurarte de que no estés consumiendo cantidades excesivas de estas grasas. El ejercicio regular también ayuda a mantener los niveles de grasas en la sangre balanceados. Si tu doctor te receta medicamento para reducir el colesterol, asegúrate de tomar tu medicamento como se indica. Mantener los niveles de grasas en la sangre dentro de un rango saludable reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y ataques cardíacos.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tina m. st. john | Traducido por ariadna delgado