Comer hielo durante el embarazo

Los antojos son comunes durante el embarazo, pero tener antojo de ciertas cosas, como mascar hielo, podría indicar algo potencialmente más serio que un antojo por conservas y helado. Una necesidad de comer sustancias no nutritivas, una condición llamada "pica", puede tener lugar en las mujeres embarazadas con bajos niveles de hierro. Por otro lado, el antojo de hielo, conocido médicamente como pagofagia, no significa necesariamente que tienes una deficiencia de nutrientes. Una prueba de sangre puede llegar al fondo de la cuestión. Si bien comer hielo no hace daño durante el embarazo, podría ser duro para tus dientes.

Pica durante el embarazo

El deseo de comer hielo es sólo un tipo de antojo que se ve durante el embarazo. Las mujeres también podrían desear comer almidón, polvo, arcilla o papel. Las mujeres que comen hielo durante el embarazo podrían hacerlo porque suaviza la lengua hinchada e irritada que suele verse en los pacientes con deficiencia de hierro. El hielo podría también tener un sabor diferente y mejor para las mujeres con este tipo de condición, dice MayoClinic.

Riesgos

La pagofagia en el embarazo podría afectar tu ingesta de nutrientes esenciales, aunque el hielo en sí mismo no tenga calorías. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Buenos Aires en Argentina publicado en la edición de noviembre-diciembre de "Nutrición Hospitalaria" encontró que las mujeres embarazadas con pagofagia tenían una menor ingesta de muchos nutrientes. Si bien las mujeres que deseaban comer hielo consumían la misma cantidad de calorías, proteínas totales, hierro y calcio, tenían menores ingestas de hierro hemínico -el hierro mejor absorbido, carbohidratos, proteínas animales y zinc.

Diagnosticar una deficiencia de hierro

Las mujeres embarazadas necesitan 27 mg de hierro por día para satisfacer sus requisitos de esta sustancia, así como para los de su bebé. La mayoría de los doctores revisan si existe una deficiencia de hierro en la primera visita prenatal y una vez más entre las semanas 24 y 28 de embarazo, ya sea que tengas pagofagia o no. Los requisitos de hierro aumentan durante el embarazo debido a que el volumen sanguíneo se incrementa. Algunos indicios de falta de hierro son fatiga, falta de aliento, debilidad, mareos, frío, taquicardia o irritabilidad. Los análisis de sangre pueden diagnosticar si existe una deficiencia de hierro.

Consideraciones

La pica puede ser un síntoma de un desorden obsesivo-compulsivo en lugar de un indicio de una deficiencia nutricional. Una compulsión por comer hielo es menos dañina que comer tierra o almidón, las sustancias que interfieren con la nutrición y que introducen parásitos en el tracto gastrointestinal. Un antojo de hielo que aparece durante el embarazo podría desaparecer después del parto. Si no estás anémica, simplemente no mastiques grandes trozos de hielo con los que te puedas ahogar, y ten cuidado con tus dientes.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por maría marcela mennucci