¿Puedo comer helado si tengo dolor de garganta?

Cuando estás sufriendo de un dolor de garganta, un plato de helado puede calmarte. Comer el tipo correcto de alimentos reducirá la irritación y el dolor de garganta. Los dolores de garganta son causados ​​la mayoría de las veces por un virus, pero las bacterias también pueden causar la infección. Los dolores de garganta son más comunes en la mañana y tienden a reducirse en el transcurso del día, de acuerdo al sitio MedlinePlus. Si el dolor de garganta es acompañado de fiebre o escalofríos o de amígdalas inflamadas, y dura más de cinco a siete días, consulta a tu médico para descartar una infección de garganta por estreptococos.

Tipos

Puedes disfrutar de diferentes helados cuando sufres de un dolor de garganta. Tanto el helado, las paletas heladas, el yogur congelado, como los sorbetes, todos alivian el dolor de garganta. Para comer nutrientes adicionales agrégale fruta congelada al helado. Cuando tienes dolor de garganta escoge helados sin trozos, como nueces o pedazos de galletas, ya que pueden ser difíciles de masticar y tragar.

Licuados y batidos de leche

Haz licuados y batidos agregando leche o agua al helado para crear una delicia que te alivie temporalmente la garganta. Añádele diferentes frutas como fresas congeladas, arándanos y plátanos a la mezcla de helado. Mezcla todos los ingredientes en una licuadora.

Advertencias

Aunque puede ser agradable sentir el helado en la garganta, recuerda que el helado está lleno de calorías. Elige helados bajos en calorías. Otras alternativas para el helado es chupar cubitos de hielo o hacer paletas heladas de jugo de fruta natural, que proporcionen vitaminas A y C que son antioxidantes. En algunos casos, el helado no puede aliviarte el dolor de garganta. Si tienes mucha mucosidad, la leche del helado puede hacer que la parte posterior de tu garganta se sienta como si tuvieras más mucosidad.

Consejos adicionales

Además de los helados, comer una variedad de alimentos fríos y blandos puede ayudarte a aliviar el dolor de garganta además de ser más fáciles de masticar. Concéntrate en alimentos blandos como la pasta simple, el arroz y los frijoles refritos. El aguacate, el yogur, los pudines y natillas son fáciles de tragar. Evita las frutas y jugos cítricos que pueden causarte más irritación. Evita los alimentos crujientes y duros como las galletas saladas, las papas fritas, los frutos secos y las galletas dulces, hasta que tu garganta se haya curado. Hacer gárgaras con una solución de agua salada hecha con 1 cucharadita de sal disuelta en agua caliente puede hacer que te sientas mejor de la garganta, de acuerdo a la Universidad de Puget Sound.

Más galerías de fotos



Escrito por julie hampton | Traducido por francisco roca