Cómo comer bien sin gastar de más

"Eating clean" se refiere a comer bien, o sea a comer saludablemente en una dieta que consiste, principalmente, de alimentos naturales sin procesar. Este terminó fue creado por la profesional en acondicionamiento y nutrición Tosca Reno, quién escribió el libro "Eat Clean Diet" (Dieta del buen comer), junto con los subsecuentes recetarios. De acuerdo con su sitio en Internet "Eat Clean Diet", comer una dieta sana ayuda a sentirte mejor y con más energía. También puede ayudar a bajar de peso. Aunque algunos de los ingredientes que se mencionan en el libro son algo difíciles de encontrar y algo costosos, es posible realizar este régimen sin salir de tu presupuesto.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Fruta
  • Verduras
  • Fríjoles
  • Tofu
  • Granos, por ejemplo arroz integral y pan de trigo integral

Instrucciones

  1. Es mejor consumir comida fresca y no procesada.

    Cambia los alimentos procesados por frutas y verduras frescas. Los alimentos procesados como las patatas fritas, las galletas, los dulces y otros refrigerios cuestan más que las frutas y verduras, y también tienen un contenido calórico mucho mayor. Comer una fruto o una verduras recién picadas te ahorrará dinero, además de calorías y grasa. De hecho, las frutas y verduras contienen vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a prevenir el cáncer, a diferencia de la comida chatarra, que no aporta nutrientes.

  2. Evita comer carne los lunes.

    Procura no comer carne los lunes, de esta forma comerás una vez a la semana comida vegetariana. Las fuentes de proteínas vegetales, como los fríjoles y el tofu cuestan menos que la carne. Puedes comprar un bloque de tofu o una lata de fríjoles por menos de US$1,00 en muchas tiendas. Cambiar la carne de puerco o de res por fríjoles, lentejas o tofu una vez a la semana puede reducir la grasa que consumes y ahorrarte dinero, al mismo tiempo que mantienes tu consumo de proteínas.

  3. Haz una lista de compras.

    Prepara un plan alimenticio y apégate a él. Si vas a la tienda sin una lista de compras, es muy probable que compres cosas como frituras y galletas por impulso. Es mejor crear un plan alimenticio en el que diseñes las comidas de la semana y escribas la lista de compras con base en lo que vas a preparar. De esta forma, hay menos riesgo de que gastes demasiado en tu alimentación al comprar cosas por impulso, que por lo general son poco sanas.

  4. Granos integrales.

    Encuentra granos integrales en el supermercado o en la tienda. Uno de los principales componentes de la comida sana es comer granos integrales como el arroz integral, el pan de trigo integral y la pasta integral, en lugar de granos refinados como el pan y el arroz blancos. Los granos integrales tienen más fibra y nutrientes que los granos refinados y también son más naturales, ya que no les quitan la cubierta natural. Los granos integrales pueden ser algo costosos en tiendas regulares, pero si visitas tiendas de descuento y tiendas de 99 centavos te sorprenderá de los precios que manejan, al igual que en tiendas de saldos de panaderías que venden productos integrales, como el pan y el arroz.

Consejos y advertencias

  • Cuando compres pan integral, asegúrate de que la etiqueta diga "100 por ciento pan de trigo integral" o que el primero o segundo ingrediente sea "trigo integral" o "grano integral". Los productores de alimentos a veces logran un cierto engaño al incluir sólo un pequeño porcentaje de granos integrales, y aún así pueden incluir "trigo integral" o "grano integral" en la etiqueta, lo cual resulta una mentira para el consumidor.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah davis | Traducido por ricardo frot