Cómo comer la fruta de la pasión

La fruta de la pasión es rica en fibra y vitamina C, y es originaria de América del Sur. Tiene un suave sabor dulce que la hace ideal para comer sola, añadirla a las ensaladas o mezclarla con otras frutas. En los Estados Unidos, la variedad más comúnmente disponible de fruta de la pasión es redonda y de color púrpura. Para un mejor sabor y textura, elige la fruta madura a levemente madura en exceso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un cuchillo afilado
  • Una tabla de cortar
  • Una cuchara grande
  • Azúcar
  • Una licuadora
  • Jugo de manzana o de otra fruta
  • Una cacerola pequeña

Instrucciones

  1. Compra una fruta con la piel lisa que esté libre de decoloraciones y magullones. La piel arrugada indica que la fruta es más vieja, pero todavía puede ser comestible.

  2. Elige una fruta de color amarillo vibrante, naranja o púrpura. El verde indica que la fruta de la pasión no está madura para comer, y las manchas verdes sobre la piel normalmente significa que la fruta será menos dulce y jugosa.

  3. Corta la fruta de la pasión por la mitad con un cuchillo afilado y retira la pulpa y las semillas con una cuchara para comerla sola. Las semillas son crujientes y comestibles, pero la membrana que separa las semillas de la cáscara es muy ácida. Si lo deseas, puedes espolvorear azúcar en la membrana antes de comerla.

  4. Mezcla las semillas y la pulpa de la fruta de la pasión con otras frutas y vegetales, como zanahorias, naranjas, guayaba y limón en una licuadora. Agrega jugo de manzana o de otra fruta hasta alcanzar la consistencia deseada, mezcla otra vez y luego bebe la mezcla.

  5. Calienta la fruta de la pasión si deseas comerla caliente retirando las semillas y la pulpa con una cuchara, colocándolas en una cacerola pequeña y calentándolas lentamente a fuego bajo durante varios minutos. Mézclala con crema y azúcar cuando esté caliente y sírvela en un bol.

  6. Usa fruta de la pasión como un sustituto del jugo de limón para hornear. Ambos jugos funcionan bien con los mismos alimentos, pero la fruta de la pasión agregará un poco de variedad a tus comidas.

  7. Sirve la fruta de la pasión en puré o en rebanadas con ensaladas o helados, o córtala y agrégala al yogur.

  8. Agrega la fruta a las salsas cuando cocines pescado o cerdo. Usa el jugo o el puré de la fruta y colócala sobre el plato principal.

Consejos y advertencias

  • Si deseas remover las pequeñas semillas de la fruta de la pasión, hazlo presionándola contra un tamiz fino. Poner la fruta en el microondas durante 30 segundos antes de hacerlo puede ser beneficioso, ya que las semillas serán más fáciles de remover de la pulpa si está caliente.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por marcela carniglia