Cómo comer fresas durante el embarazo

El American Congress of Obstetricians and Gynecologist recomienda una dieta rica en frutas y verduras para asegurarse de que tú y tu bebé reciban la nutrición que necesitas. Las fresas aportan calcio, magnesio, vitamina C y otros nutrientes vitales. Desafortunadamente, si no te tomas el cuidado en la forma de preparar y comer las fresas, tu sistema inmunológico debilitado durante el embarazo podría ser atacado por las enfermedades transmitidas por los alimentos, tales como la E. coli. El cuidado adecuado puede ayudar a prevenir enfermedades y obtener los beneficios de las fresas y otras frutas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Habla con tu médico acerca de la historia de las alergias a los alimentos de tu familia. La alergia a las fresas es comúnmente genética. Incluso no eres alérgica, y tu familia tiene un historial de alergias graves a las fresas, tu médico podría aconsejarte que evites la fruta durante el embarazo, de acuerdo con el Maryland Medical Center.

  2. Lava las fresas antes de comerlas. Lavarlas ayuda a eliminar los residuos de los plaguicidas y fertilizantes. También contribuye a reducir el riesgo de ingestión de bacterias y parásitos del suelo, tales como la E. coli.

  3. Incluye las fresas en tu ingesta de frutas y verduras diarias totales, de acuerdo con MayoClinic. No te fíes de las fresas para satisfacer todas tus necesidades diarias de frutas y vegetales, y asegúrate de obtener una gran variedad de vitaminas y minerales.

  4. Elige fresas enteras y frescas en lugar de procesadas, como las de la mermelada o los dulces con sabor a fresa. Las fresas frescas conservan más nutrientes y fibra, y por lo general contienen menos azúcar y menos calorías que las procesadas. Compra fresas congeladas si no encuentras las frescas.

  5. Revisa la etiqueta de los zumos de fresa para asegurarte de que han sido pasteurizados. Los jugos de fruta no pasteurizados aumentan el riesgo de E. coli y otras enfermedades transmitidas por los alimentos, de acuerdo con FoodSafety.gov.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por sofia loffreda