Comer en exceso en los adolescentes

Muchas personas, incluidos los adolescentes, se exceden a veces. Si se trata de comer demasiado durante unas vacaciones o comer demasiadas golosinas en una fiesta, no es poco común darse cuenta de que has comido en exceso. Sin embargo, cuando una persona come constantemente, o frecuentemente, de esta manera, puede ser un signo de un problema más profundo. Si tu hijo está mostrando signos de comer en exceso, debes preocuparte, tanto por las razones emocionales detrás de ello, como por los problemas físicos que pueden resultar del exceso crónico, como la obesidad o la hipertensión arterial.

Signos de un problema

De acuerdo con FamilyDoctor.org, hay algunos signos que los padres deben tener en cuenta cuando se trata de los hábitos alimenticios de un adolescente. Si tu hijo esconde alimentos o parece avergonzado por sus hábitos alimenticios, puede haber un problema. Otras señales de advertencia incluyen comer por una emoción, especialmente cuando se encuentra triste, enojado o decepcionado. Además, comer emocionalmente tiende a seguir antojos específicos. Por ejemplo, si tu hijo sólo tiene hambre, podría tomar cualquier cosa que esté en la nevera o lo que estás sirviendo para la cena, pero si tiene un problema con los atracones, probablemente estará en busca de alimentos específicos por comodidad, como macarrones con queso o helado, por lo general alimentos llenos de carbohidratos, grasa o azúcar.

Cosas para tener en mente

Antes de entrar en pánico acerca de los hábitos alimenticios de tu adolescente, recuerda mirar todo el panorama. Si el exceso es a corto plazo, como por ejemplo durante las vacaciones, probablemente no es un problema. Los adolescentes también pueden comer mucho antes y durante un importante período de crecimiento, así que tenlo en cuenta al evaluar los hábitos alimenticios de tu hijo. Además, puede haber habido un aumento dramático en el nivel de actividad de tu hijo, lo que podría ser la causa de que tenga más hambre. Por ejemplo, si tu hijo se unió recientemente al equipo de carreras de larga distancia, puede estar comiendo más de lo normal y con razón.

Causas de comer en exceso

KidsHealth.org explica que pueden haber muchas razones por las que un adolescente come en exceso. Los adolescentes pueden comer de más si sienten que son incomprendidos o se sienten estresados, dolidos, abrumados o enojados sin las herramientas adecuadas para expresar esas emociones. Comer en exceso en los adolescentes es a menudo el resultado de emociones difíciles que tu hijo está experimentando.

Qué hacer

Si sospechas que tu hijo tiene un problema con comer en exceso, habla con su médico para saber si está en el rango de peso saludable, y para obtener asesoramiento específico para tu hijo. Ofrece muchas opciones de alimentos saludables a tu hijo de forma que haya frutas, verduras y granos enteros para que elija cuando tenga hambre. Dale un buen ejemplo con tus propios hábitos alimenticios, comiendo bien y evitando excederte en los alimentos ricos en grasa. Fomenta la actividad física, ya sea uniéndose a un equipo deportivo o simplemente salir a caminar juntos después de la cena cada noche. Además, limita el tiempo frente a la televisión y los videojuegos para alentar a tu hijo a ser más activo. Nunca pongas a tu niño en una dieta estricta sin hablar con su médico primero.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por verónica sánchez fang