¿Qué puedo comer para evitar los gases?

Los gases intestinales pueden producirse por el aire que se traga, pero también se forman cuando las bacterias descomponen los alimentos no digeridos, según el sitio web de la Clínica Mayo. Tener excesivos gases intestinales puede causar dolor e incluso causar vergüenza. Por suerte, incluir algunos alimentos en tu dieta, y excluir los culpables comunes, puede ayudarte a controlar el problema

Alimentos probióticos

Los probióticos que se encuentran en el yogur y otros productos fermentados, como el miso, son considerados bacterias saludables, ya que pueden ayudar a reducir los efectos de las bacterias perjudiciales, según lo afirma el National Center for Complementary and Alternative Medicine. Como resultado, los probióticos pueden ayudar a tratar enfermedades como el síndrome el intestino irritado, que se caracteriza por síntomas que incluyen gases e hinchazón, estreñimiento y diarrea. Una investigación publicada en 2005 en “Gastroenterology” que se encuentra en la cepa del probiótico B. infantis ayudaba a aliviar tales síntomas en las personas con síndrome del intestino irritable. Los probióticos también pueden ayudar a reducir los gases causados por problemas como intolerancia a los alimentos e inflamación estomacal.

Arroz y fibra insoluble


El arroz es un alimento con almidón que no produce gases.

La mayoría de los alimentos con almidón, como las patatas y el maíz, producen gases a medida que sus intestinos los desomponen. No obstante, el arroz es la excepción, de acuerdo al National Digestive Diseases Information Clearinghouse. La fibra insoluble es otro nutriente que produce menos gases a medida que pasa por el tracto digestivo, ya que permanece relativamente intacta. Los alimentos ricos en fibra insoluble incluyen salvado, frijoles verdes (green beans), lechuga, tomates, uvas y cerezas (cherries).

Alimentos riesgosos

Otro factor importante para evitar la producción de gases es evitar los alimentos que los causan. Los alimentos que comúnmente producen gases incluyen frijoles, brócoli, coliflor (cauliflower), espárragos (asparagus), ciruelas pasas, salvado entero y productos lácteos, excepto el yogur. Las comidas grasas y fritas también pueden causar exceso de gases. Si encuentras que los alimentos ricos en fibras, como frutas y vegetales, te causan problemas de gases, el sitio de la Clínica Mayo recomienda reducir su consumo temporalmente, y agregarlos gradualmente a tu dieta con las semanas para dar tiempo a que tus intestinos se ajusten. Si los lácteos son un problema, consulta a tu médico si un producto con enzimas digestivas o un sustituto de los lácteos serán una mejor opción para ti.

Consideraciones

En algunos casos, los alimentos que consumes pueden no ser la causa principal de tus problemas con gases. Modifica algunos de tus hábitos diarios para determinar si ellos pueden ser la causa de los gases. Por ejemplo, comer mientras estás molesto, beber con un sorbete, comer goma de mascar y fumar pueden causar gases por tragar aire, según lo afirma el sitio web de la Clínica Mayo. Además, comer dos o tres comidas abundantes por día puede contribuir a los gases, por lo que es conveniente distribuir la misma cantidad de alimentos en cinco o seis comidas más pequeñas. Hacer una caminata de 10 a 15 minutos después de comer también puede ayudar a mover los alimentos por tu tracto digestivo y reducir el problema de gases. Si los gases persisten o están acompañados por otros síntomas, como la pérdida de peso o sangre en las deposiciones, consulta de inmediato a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por maria eugenia gonzalez