¿Comer antes de ir a dormir es bueno?

Los alimentos saludables y hábitos dietéticos promueven el bienestar físico y en muchos casos, el sueño nocturno reparador. Usted puede haber oído que los alimentos ingeridos por la noche "se convierte en grasa", provocan aumento de peso o se metabolizan más lento. Si bien estas nociones son míticas, tus hábitos alimenticios durante la noche pueden influir en tu bienestar y capacidad para dormir. Si eres propenso a comer bocadillos antes de acostarte, aprender maneras de hacerlo correctamente es importante. Para obtener los mejores resultados, busca la guía de un profesional de la salud calificado.

Función

Comer antes de acostarse puede servir en numerosas funciones. De acuerdo con el preparador físico Bob Greene, comer emocional - comer por razones emocionales más que fisiológicas - es común durante las horas nocturnas. Puedes comer por aburrimiento o para hacer frente a la tristeza, el estrés o la ansiedad o para celebrar o divertirte con los amigos. Comer muy poco durante el día también lleva a comer de noche. En algunos casos, los aperitivos saludables para dormir pueden ayudar a relajarte, conciliar el sueño con más facilidad o impedir que puedas despertarte con hambre durante la noche. Dependiendo de la elección de alimentos y las cantidades que se consumen, comer antes de acostarse puede ayudar o entorpecer tu bienestar

Alimentos que ayudan

El pavo tiene una reputación para inducir el sueño, gracias al aminoácido triptófano que contiene. Sin embargo. el pavo como una ayuda útil del sueño es un mito, según la Fundación Nacional del Sueño. A fin de que tu cerebro utilice correctamente el triptófano para impulsar a sentirte bien con otros productos químicos que promueven la tranquilidad, como la serotonina, aumenta la ingesta de hidratos de carbono complejos, tales como panes y cereales integrales. Trata de emparejar las fuentes de triptófano, como la leche, los plátanos, la soya, el pollo y la mantequilla de maní, con hidratos de carbono complejos para mayores beneficios. Un aperitivo de tamaño modesto balanceado, pueden ser tu mejor apuesta para evitar que te despiertes en la noche ya que la proteína y la fibra ayudan a mantenerte satisfecho por más tiempo y promueven el balance positivo de azúcar en la sangre. Los ejemplos pueden incluir la avena preparada con leche baja en grasa, pan integral cubierto con mantequilla de maní o yogur con fruta y frutos secos.

Alimentos que dañan

Evita comer dentro de las tres horas antes de acostarte, si sufres de acidez estomacal o gas que interrumpe tu sueño. Si normalmente experimentas ardor de estómago, evita el alcohol, las comidas picantes o los alimentos con un alto contenido de ácido, como los cítricos o los platos a base de tomate - incluyendo pizza. Si eres propenso a gas, evita los factores desencadenantes de gases comunes, tales como los alimentos fritos y grasos y alcoholes de azúcar. Los ingredientes en numerosos caramelos sin azúcar y alimentos como granos y vegetales crucíferos pueden ayudar a prevenir problemas del sueño asociados con los síntomas de gas. Las bebidas o alimentos con cafeína, como el café, los refrescos, el té negro, las bebidas energéticas y el chocolate, también dificultan el sueño al aumentar el estado de alerta.

Hábitos alimenticios

Tus hábitos alimenticios también pueden influir en tu bienestar físico y emocional durante horas de la noche, así como la oportunidad para un sueño reparador. Comer en exceso, particularmente rico en grasas, alimentos grasos o azucarados, puede causar hinchazón, llenura incómoda, gas, un sentimiento de culpa y potencialmente conducen al aumento de peso. El consumo de grandes cantidades de líquidos, tales como agua, leche, sopa o jugo, puede provocar la necesidad de visitas al baño en mitad de la noche. En su libro, "de Bob Greene total cambio de imagen del cuerpo", Greene recomienda comer tres comidas al día, bocadillos, según sea necesario y evitar los alimentos durante unas horas antes de acostarse para mejorar el bienestar. Al hacerlo, también se reduce el riesgo de comer en exceso por la noche. Si luchas con la alimentación emocional, busca formas alternativas de hacer frente a los factores emocionales y mantén los alimentos con los que tienes dificultad para comer en cantidades apropiadas fuera de tu alcance.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por sandra magali chávez esqueda