Qué comer para la dismenorrea y la menorragia

Debido al ciclo menstrual, las mujeres pueden experimentar dismenorrea o calambres menstruales, y menorragia o sangrado menstrual abundante. En el caso de ambas condiciones, los alimentos que se deben comer ayudan a minimizar los síntomas. Al hacer cambios nutricionales para cada suceso menstrual puedes comenzar a sentir que los síntomas son una cosa del pasado.

Hierro para la menorragia

La menorragia provoca sangrado abundante, a veces más del doble de los niveles normales. Si esto ocurre, puedes perder cantidades significativas de hierro a través de la pérdida de sangre. La deficiencia de hierro puede ser común en las mujeres que menstrúan, además causa síntomas como fatiga y debilidad. Aumenta el consumo de alimentos que contengan hierro durante tu ciclo menstrual. Es decir, consume carne como hígado, carnes rojas y mariscos que son muy ricos en hierro. Además puedes aumentar la ingesta de hierro, comiendo más frutas secas como las nueces, frijoles, espinacas, brócoli, granos enteros y cereales fortificados con hierro.

Calcio para reducir los cólicos menstruales

El calcio es un mineral asociado con la formación de huesos y dientes sanos. Sin embargo, puede tener algunas aplicaciones para minimizar los efectos nocivos de los calambres menstruales. Tomar un suplemento de 1,200 mg de carbonato de calcio al día ha demostrado reducir los cólicos menstruales en las mujeres, según señala el sitio web Go Ask Alice! del departamento de salud de Columbia University. Sin embargo, no debes tomar más de 2,500 mg por día. También puedes aumentar el consumo de productos lácteos bajos en grasa, como la leche, el yogur y el helado.

La vitamina B6

El cuerpo utiliza la vitamina B6 para la fabricación de nuevos glóbulos rojos. Cuando se pierden estos glóbulos rojos a través de la menorragia, el cuerpo necesita más para construir nuevas células. Además, la vitamina B6 es necesaria para que el azúcar en la sangre se mantenga en niveles saludables. Esto puede ayudar a prevenir los cambios de humor, calambres menstruales relacionados con la fatiga. La vitamina B6 se encuentra en los cereales fortificados, plátanos, espinacas, semillas de girasol, aguacate, jugo de tomate y salmón. Aumentar el consumo de estos alimentos puede ayudar a minimizar los efectos en tu período menstrual.

Los alimentos que debes evitar

Del mismo modo que hay alimentos que ayudan a reducir los síntomas de cólicos menstruales y sangrados, hay otros que los pueden agravar. Por ejemplo, no se debe consumir en cantidades excesivas el azúcar, los pasteles, las galletas y tartas. Estos son conocidos por retener el agua en el cuerpo y te hacen sentir hinchada e incómoda. Asimismo, los alimentos de alto contenido de sal, las patatas fritas, las pizzas y otros alimentos fritos contribuyen a la hinchazón del cuerpo. Las bebidas que contienen cafeína, como el té y el café, se deben evitar porque contribuyen a los dolores de cabeza, cambios de humor y problemas para dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por xochitl gutierrez cervantes