¿Qué puedo comer sin dientes?

Si no tienes dientes, te resultará difícil comer determinadas comidas, pero aun así tienes opciones nutritivas. Puedes disfrutar de muchas de las comidas que comías antes preparándolas de nuevas maneras. Tu cuerpo sigue necesitando los mismos nutrientes, así que aliméntate con una variedad de comidas blandas para mantener una buena salud.

Frutas

Goza de los beneficios nutritivos de tus frutas favoritas comprándolas en puré o haciéndolos tú mismo. El puré de manzana ya viene preparado y te suministrará muchos de los mismos nutrientes que una manzana entera. Busca otras manzanas que vengan en forma de puré, como las peras y los melocotones en tu supermercado. Aplasta las frutas blandas, como las bananas, lo suficiente como para que no tengas que masticarlas. J. Randy Wilson, autor de "The-I-Can't-Chew Cookbook", sugiere combinar tus frutas favoritas, como las bayas y las bananas o las limas y las fresas, para hacer licuados o batidos que sean fáciles de tragar y a la vez sean nutritivos.

Vegetales

Los vegetales bien cocidos son lo suficientemente blandos como para poder comerlos sin dientes, y si los cocinas al vapor, retienes la mayor parte de sus nutrientes de manera que puedes aprovechar lo que tienen para ofrecerte. Cocina al vapor tus vegetales preferidos hasta que estén muy blandos y conviértelos en un puré hasta que estén bien blandos. Bate el puré de vegetales con crema o leche descremada y tus especias favoritas para crear sopas saludables. Eleva tu ingesta de proteínas combinando pescado, carne o guisantes hechos puré con vegetales en sopas, sugiere Wilson.

Granos

Los cereales calientes, como la avena o la harina de cereales, son fáciles de consumir y te brindan una dosis saludable de nutrientes. Bátelos con leche caliente, fruta hecha puré y un poco de canela para darle un toque diferente. Los fideos hechos puré también pueden ser parte de tu dieta. Agrégales vegetales hechos puré para una mejor nutrición. Combina el arroz cocido con el puré de vegetales, como de zanahorias o calabaza, para darle un sabor diferente.

Comidas con proteínas

Haz un puré con tus carnes y pescados favoritos para aprovechar la proteína y los demás nutrientes que éstos tienen. Sandra Woodruff y Leah Gilbert-Henderson, autoras de "Soft Foods for Easier Eating Cookbook", sugieren hacer un puré de salmón con sal, pimienta, jugo de limón y queso crema reducido en grasas para preparar una deliciosa mousse de salmón. Sustituye tu pescado favorito por una comida similar. Agrega una carne hecha puré, como res o pollo, a las recetas de sopa o combínalas con pasta suave o arroz. Otras comidas suaves con proteínas incluyen huevos revueltos, leche descremada, queso cottage, yogur y pudding.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por irene cudich