¿Qué puede comer un diabético después de la quimioterapia?

Escrito por katrina josey | Traducido por maría j. caballero
Un dietista registrado puede crear un plan de alimentación equilibrado.

El objetivo de la dieta de un paciente de quimoterapia diabético es prevenir la pérdida de peso y limitar el contenido de carbohidratos en cada comida, evitando o reduciendo los efectos secundarios comunes. Sin embargo, la diabetes puede hacer que el mantenimiento de una adecuada nutrición durante la quimioterapia sea una tarea de enormes proporciones. Consulta a un dietista certificado y a un médico para trazar un plan de dieta que sea apropiado para tus condiciones médicas y régimen de quimioterapia.

Azúcares, almidón y fibra

La mitad de tus seis porciones de granos cada día deben ser granos integrales.

Según la American Diabetes Association, la mayoría de los diabéticos necesitan alrededor de 45 a 60 g de carbohidratos en cada comida para mantener un nivel de glucosa en la sangre saludable. Dado que 1 g de carbohidratos tiene aproximadamente 4 calorías, el objetivo es de alrededor de 180 a 240 calorías totales de azúcares, almidón, fibra y alcoholes de azúcar en cada comida.

Según NetWellness.org, los pacientes de quimioterapia necesitan de siete a nueve porciones de frutas y verduras todos los días y hasta seis porciones de granos. Tres de tus porciones de granos deben ser granos integrales provenientes de alimentos como la avena, pasta de trigo integral y arroz integral. Los alimentos y bebidas como jugo de frutas, leche y yogur también contienen carbohidratos que deben ser contados en tu límite por comida.

Proteína

Durante la quimioterapia, necesitarás más proteínas de lo normal.

Debido a tu cáncer y la quimioterapia, vas a requerir más proteínas de lo normal, señala NetWellness.org. La proteína es importante para una dieta de diabetes ya que se digiere lentamente y ayuda a regular la glucosa en la sangre. Incluye algún tipo de proteína en cada comida y merienda. Trata de comer aproximadamente 6 oz de proteína magra cada día a partir de alimentos como el pescado, la carne y las aves de corral. Las proteínas de origen vegetal como los frutos secos, frijoles y productos de soya como el tofu y edamame también son apropiadas para tu dieta.

Grasas y aceites

Los productos lácteos pueden ayudarte a aumentar tus calorías.

En general, una dieta para la diabetes no debe contener más del 30 por ciento de calorías provenientes de las grasas y aceites. Sin embargo, los pacientes de quimioterapia a veces experimentan una disminución del apetito y pérdida de peso resultante. También se puede notar que los alimentos tienen sabor más soso de lo que solían tener. Si esto ocurre, tu médico o dietista pueden animarte a comer alimentos que sean densos en calorías. Una forma de aumentar las calorías en tu dieta y hacer que la comida sepa mejor es añadir grasa. Los alimentos como la crema agria, la mantequilla, la leche entera y la crema son altos en grasa y calorías y pueden ayudarte a alcanzar tus metas diarias de calorías.

Bebidas de reemplazo de comidas

Las bebidas de reemplazo de comida pueden ayudarte a combatir los efectos secundarios de la quimioterapia.

Considera las bebidas de reemplazo de comidas como una posible solución a algunos de los efectos secundarios comunes de la quimioterapia. Beber batidos de reemplazo de comida puede ayudarte a aumentar tu ingesta de calorías que puede ayudar cuando tienes problemas para comer suficiente comida, tragar o masticar debido a lesiones en la boca. También contienen nutrientes como el hierro y las vitaminas del complejo B que ayudan a combatir la fatiga relacionada con la anemia causada por la quimioterapia. Las náuseas y la diarrea pueden aliviarse o evitarse consumiendo comidas pequeñas, sosas o líquidas.