Qué comer para detener el adelgazamiento del cabello

La dieta puede jugar un rol muy importante en la condición de tu cuero cabelludo y cabello. Una buena nutrición puede ayudar a mantener tu piel, cabello y uñas fuertes y saludables. Los nutrientes que consumas irán primero a tus órganos vitales; lo que resta, viaja a tus extremidades. Consigue la nutrición adecuada para proteger posiblemente el adelgazamiento del cabello o la pérdida del mismo.

Identificación

Tu cuero cabelludo está cubierto de folículos capilares y se parece a la piel del resto de tu cuerpo. Estos folículos pilosos están hechos de tejidos epiteliales y conectivos. En un cuero cabelludo normal, estos folículos pilosos están activos. Dentro de los folículos se encuentran las raíces del cabello. Sobresaliendo justo encima está la caña del cabello. El cabello consiste principalmente en una proteína, llamada queratina. Tu cuero cabelludo tiene glándulas sebáceas localizadas cerca de los folículos pilosos. Constantemente segregan aceite para lubricar tu cuero cabelludo y cabello.

Función

Tu cabello tiene un ciclo de crecimiento de tres fases y tu dieta impacta en cada una de ellas. La anágena, la primera fase del ciclo, es la más activa y usualmente dura de dos a seis años. La catágena, la segunda parte, es la fase más corta y cuando tu cabello se convierte en queratina. La telógena, que es la última fase del ciclo, es cuando tu cabello se cae, el folículo vuelve a entrar en la primera fase para comenzar el ciclo otra vez.

Nutrición

Los alimentos ricos en proteínas, como las carnes magras, carne de ave, huevos y nueces, son importantes para la fase catágena, que es cuando tu cabello se convierte en keratina. Los alimentos con vitamina E, como las semillas de girasol, almendras, aceitunas, hojas de mostaza, perejil y espinaca, ayudan a promover la circulación sanguínea al cuero cabelludo y los folículos capilares. Los alimentos con vitamina B, como el salmón, el atún, el pollo, hígado, guisantes, espárragos, vegetales de hojas verdes y frijoles, son estupendos para la restauración del cabello y ayudan en el metabolismo de los aminoácidos. Los alimentos ricos en vitamina A, como las zanahorias, huevos, hígado, leche, espinaca y pimientos, ayudan a mantener los tejidos epiteliales y el crecimiento celular normal.

Opinión de los expertos

Un estudio del 2005 publicado en el “Journal of Cosmetic Dermatology” descubrió que las mujeres con alopecia a quienes se les administraba niacina, o vitamina B3, experimentaron un aumento significativo en el crecimiento del cabello. Otro estudio del 2005 publicado en el “Journal of American Dietetic Association” concluyó que aproximadamente dos puñados de almendras añadidos a una dieta saludable que se lleva diariamente fueron capaces de incrementar los niveles de vitamina E en un 18,7 por ciento. La vitamina E consumida regularmente resulta benéfica para el crecimiento del cabello.

Consideraciones

Beber mucha agua es también bueno para la salud tanto de tu cuero cabelludo como de tu cabello. Consulta con tu médico si estás preocupado por el adelgazamiento del cabello. Puedes ayudar a tu cabello y evitar que se rompa y luzca más delgado evitando las colas de caballo ajustadas, las trenzas y los moños y usando tus dedos para desenredar suavemente tu cabello. Nunca seques con una toalla el cabello húmedo y no lo tuerzas, frotes ni jales.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole adams | Traducido por reyes valdes