Qué comer en el desayuno si tienes SII

El síndrome de intestino irritable es un trastorno del movimiento muscular en el tracto digestivo. Los médicos no están seguros de cuál es su causa, pero creen que hay un problema con las señales entre el cerebro y los intestinos. Los síntomas pueden incluir dolor abdominal, distensión abdominal, cólicos, diarrea y estreñimiento. Es una enfermedad a largo plazo, pero los síntomas pueden ser controlados con los cambios en la dieta y en el estilo de vida. La principal manera de controlar los síntomas es reemplazar los alimentos desencadenantes por alternativas saludables que favorecen la digestión suave y sin dolor. No hay mejor manera de iniciar el control sobre una base diaria que comer un desayuno saludable.

Elige alimentos altos en fibra


El cereal para el desayuno con alto contenido de fibra con fruta es una excelente manera de empezar el día.

Los altos niveles de fibra en la dieta, mantienen el colon ligeramente distendido, lo cual puede ayudar a reducir o aliviar los espasmos musculares del SII que causan dolor. Los panes y cereales integrales, así como la fruta fresca, son excelentes opciones de alimentos ricos en fibra para empezar el día. La U.S. Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Fármacos de EE.UU.) define un alimento alto en fibra como algo que suministra al menos el 20 por ciento de la cantidad diaria recomendada. Se aconseja que las mujeres consuman al menos 25 gramos de fibra cada día y la recomendación para los hombres es de 38 g al día. Las selecciones de panes de grano entero pueden incluir tostadas, bagels o panecillos de salvado. Ejemplos de cereales secos ricos en fibra populares incluyen All Bran, Fiber One y Grape Nuts. Las selecciones de frutas con alto contenido de fibra incluyen frambuesas, peras, manzanas, fresas, plátanos y naranjas.

Selecciona los productos lácteos cuidadosamente


Un producto lácteo a la vez proporciona el calcio y la proteína sin alterar la digestión.

Los productos lácteos como la mantequilla, el queso, la leche y el yogur son una parte importante de un desayuno saludable debido a su contenido de proteínas y calcio, en particular. Sin embargo, son los desencadenantes más comunes de los síntomas del SII. Si bien se debe consumir alguna forma de productos lácteos cada día, los pacientes con SII deben elegir un solo tipo para disfrutar con el desayuno. Si acompañas el cereal seco con leche, por ejemplo, debes comer mantequilla de maní, miel o mermelada como acompañamiento de la tostada, en lugar de mantequilla o queso.

Evita los alimentos fritos


Elige fuentes de proteína diferentes de las carnes fritas.

Los alimentos fritos son altos en grasa y son especialmente problemáticos para los pacientes con SII. Comenzar el día con alimentos fritos es una mala idea, ya que el sistema digestivo se estanca y se irrita de inmediato. Por lo tanto, comer salchichas, tocino o jamón como fuente de proteínas para el desayuno no es una buena elección para los pacientes con SII. Mejor unta mantequilla de cacahuate en un mini bagel de grano entero, panecillo inglés o un pedazo de pan tostado. Las claras de huevo, harina de avena o barras de cereales son mejores opciones, también.

Limita los alimentos altos en azúcar


Remata un desayuno saludable con un vaso de agua helada.

Los estudios han demostrado una fuerte correlación entre el SII y la intolerancia al azúcar. Los pacientes con SII tienen dificultad para digerir alimentos con alto contenido de azúcar, así como las bebidas endulzadas con azúcar. Ten en cuenta esto, asegúrate de elegir cereales para el desayuno ricos en fibra, altos en proteína en lugar de los dulces, como las Frosted Flakes (hojuelas azucaradas), Corn Pops, Froot Loops o Apple Jacks. Ten cuidado de no agregar varias cucharadas de azúcar de mesa a tu tazón de cereal o avena, tampoco. Reemplaza el refresco o zumo de fruta con sabor por agua o jugo 100 por ciento natural para el desayuno para completar un comienzo saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por karen sigmon-smith | Traducido por barbara obregon