¿Se puede comer demasiada fruta en un día?

Quien sea que dijo "la moderación en todas las cosas" realmente estaba en lo cierto cuando hablamos de fruta. Repletas de antioxidantes, fibra y nutrientes, como las vitaminas A y C, de potasio y folato, las frutas tienen un papel preponderante en que podamos mantener una buena salud. Si comes fruta periódicamente, puedes reducir tu riesgo de contraer enfermedad cardíaca, determinados cánceres y posiblemente hasta detener la pérdida de la visión, dice la Harvard School of Public Health. Sin embargo, consumir demasiada fruta puede tener consecuencias negativas sobre la salud, especialmente en determinado grupo de personas.

Exceso de energía

Si te preocupa tu peso, consumir demasiada fruta puede contribuir a que engordes o a obstaculilzar tu adelgazamiento. La fruta es un alimento de bajas calorías en comparación con otros grupos alimenticios como las carnes, las grasas y los granos, pero de todos modos contiene energía. Incluso los alimentos de bajas caloría puede sumar si ingieres más calorías de las que tu cuerpo necesita cada día, dice la American Dietetic Association. Si estás controlando tu peso, presta especial atención a los jugos de frutas y los frutos secos, que contienen más calorías y se consumen con mayor facilidad que la fruta fresca y entera.

Nutrientes desplazados

Si bien las frutas contienen varios nutrientes, no contienen todos los que necesitas para tu salud. Como alimentos ricos en carbohidratos, las frutas carecen de los ácidos grasos y los amonoácidos esenciales que proporcionan otros grupos alimenticios. Las frutas también carecen de ciertos minerales, como el calcio, el hierro hem y el selenio. Cuando la fruta forma parte de una dieta variada, esto no constituye un problema. Pero si comes solamente fruta, a expensas de otros alimentos, existe un potencial de que tengas deficiencia de otros nutrientes esenciales.

Malestar gastrointestinal

Cualquiera que se haya atiborrado de fresas o de las cerezas apenas comenzada la estación comprende que demasiadas frutas pueden provocar un desastre en el aparato digestivo. La fruta contiene fibra que, si se la come en grandes cantidades, puede causar malestar gastrointestinal, aconseja la American Dietetic Assocation. HInchazón, cólicos, gases y heces blandas son algunos de los síntomas que puede sentir la gente que come demasiada fruta.

Glucosa elevada en sangre

Las personas que sufren de diabetes tipo 2 o de prediabetes tienen que estar al tanto de que la fruta es un carbohidrato que se debe consumir como parte de un plan alimenticio, sostiene la American Diabetes Association. Los azúcares naturales de la fruta se descomponen en glocusa cuando se digieren y, al igual que la pasta, los postres y otras comidas ricas en carbohidratos, elevan los niveles de glucosa en sangre después de haberlos ingerido. Comer frutas sin moderación puede derivar en hiperglucemia o en niveles altos de glucosa en sangre. Si tienes diabetes tipo 2, consulta con un profesional especializado en diabetes para que te proporcione pautas personalizadas sobre las frutas que puedes comer cada día.

Recomendaciones

La USDA Food Guide Pyramid ofrece una guía dietaria y pone el énfasis en la variedad y moderación de comidas. Las pautas acerca de las frutas que se pueden comer a diario dependen de tu edad, sexo y nivel de actividad. Las cantidades recomendadas oscilan entre 1 1/2 tazas por día para hombres y mujeres adultos. Una taza equivale a aproximadamente una pieza de fruta entera, como por ejemplo una manzana pequeña, 1 taza de una fruta cortada, 1 taza de 100 por ciento jugo de fruta o 1/2 taza de frutos secos. Si haces ejercicios durante más de 30 minutos al día, puedes comer más, según cuánta energía quemes.

Más galerías de fotos



Escrito por kristen white | Traducido por irene cudich