¿Se puede comer crema de cacahuate cuando estás embarazada?

La lactancia es lo más importante para una nutrición saludable y el bienestar de la madre y el niño. Para obtener los beneficios, la American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda amamantar a tu bebé durante seis meses, continuando por un año o más. Los hábitos alimenticios y estilo de vida de una madre afectan la leche materna que produce, y debido al aumento en la alergia al cacahuate en los niños, las madres primerizas pueden preocuparse acerca de si es seguro comer crema de cacahuate (peanut butter) durante esta etapa.

Transmisión a través de la leche materna

Hay muchas cosas que se transmiten a través de la leche materna. Entre ellos los sabores de la comida, la nicotina, el alcohol y los medicamentos. Además, los bebés expuestos a una variedad de sabores a través de la leche materna pueden incluso convertirse en comensales más aventureros con una dieta más equilibrada, cuando se les da alimentos sólidos. La proteína del cacahuate se puede transmitir a través de la leche materna, pero esto no significa que el niño desarrollará una alergia si se expone a esta proteína. Un estudio publicado en la edición de 2008 de "The Journal of Allergy and Clinical Immunology", encontró que en Israel, donde los cacahuates se introducen en niños judíos de edades comprendidas entre 8 y 14 meses tuvieron una prevalencia mucho menor de alergia a este alimento que sus contrapartes en el Reino Unido.

Preocupaciones de alergias

Según la AAP, las mujeres que no tienen alergias alimenticias no tienen que evitar estos alimentos en su dieta durante el embarazo o la lactancia. Las mujeres que si las tienen, como a los cacahuetes, al huevo, al trigo o la leche de vaca, o aquellas con un historial familiar de alergias a los alimentos, deben evitar esos alimentos y consultar con un médico en alergias a los alimentos para planificar su dieta durante el embarazo o la lactancia. Es posible que el bebé tenga una reacción a algo que la madre coma que puede causarle gases, diarrea, erupciones, piel seca, heces anormales o irritabilidad. Si esto ocurre, mantén un registro de los alimentos cuando esto ocurra y llévalo con el médico para hablar sobre la relación entre ciertos alimentos y las reacciones del bebé.

Beneficios a la salud del cacahuate y crema de cacahuate

Las madres lactantes que por lo general tienen una dieta buena son capaces de producir leche materna saludable para sus bebés, y la mantequilla de cacahuate sin duda se pueden incluir en una dieta equilibrada. También es muy rica, versátil y de bajo costo. Los cacahuates son una fuente saludable de proteínas de origen vegetal y grasas no saturadas. Son bajas en colesterol y contienen fibra que te hacen sentir lleno y satisfecho. La fibra también ayuda a equilibrar el azúcar en la sangre y la digestión. La crema de cacahuate contiene vitaminas y minerales incluyendo niacina, que es importante para los sistemas digestivo y nervioso, producción de energía y piel sana. También contiene antioxidante de vitamina E para la protección célular y un sistema inmunológico saludable, y fósforo para la salud de los huesos, de los dientes y de la función muscular . Los cacahuates son una fuente de ácido fólico, que es importante para la creación de tejidos y prevenir complicaciones en el parto si te embarazas nuevamente . La necesidad de ácido fólico es mayor durante el embarazo, y la crema de cacahuate puede ayudar a restaurar los niveles de folato después de que nazca el bebé.

Dieta de una mamá lactando

Las madres lactantes necesitan de 450 a 500 calorías adicionales al día; un aumento un poco mayor durante el embarazo. La crema de cacahuate puede proporcionar la cantidad extra de calorías necesarias para el aumento de energía. Tener una dieta rica en verduras frescas, frutas, legumbres, proteínas, grasas saludables y alimentos ricos en ácidos grasos de omega-3, como nueces, frijoles, aceite de oliva, salmón, sardinas, atún y algas, pueden ayudar a disminuir el riesgo de alergias del bebé. No debes preocuparte por comer crema de cacahuate durante la lactancia, siempre y cuando no haya antecedentes de alergias a los cacahuates en tu familia.

Más galerías de fotos



Escrito por ilissa m. palmer | Traducido por daniela fedorov