Cómo comer un coco crudo

Los cocos son famosos por su pulpa blanca, y sabrosa leche. Estas frutas no sólo son deliciosas, sino que están llenas de fibra y minerales, como calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio y zinc. También contienen vitamina C y ácido fólico, un nutriente especialmente importante durante el embarazo. No tienes que estar debajo de sombra de una palmera en las zonas tropicales para disfrutar de este tratamiento. En su lugar, sigue algunas pautas para llevar el sabor del coco a ti partiendo y comiendo un coco crudo en la comodidad de tu hogar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Toalla
  • Pica hielo
  • Colador
  • Recipiente de tamaño medio
  • Bandeja para horno
  • Martillo
  • Cuchillo para verduras
  • Cuchara
  • Envases herméticos

Instrucciones

  1. Coloca el coco en una superficie plana cubierta por una toalla. Mantén la fruta de modo que los puntos blandos o los ojos, miren hacia arriba. Agujerea uno o más de los puntos blandos, utilizando un punzón o un martillo y un clavo.

  2. Gira el coco y vierte la leche del agujero a través de un colador en un recipiente mediano. Coloca la leche a un costado. El filtro elimina cualquier material fibroso o caparazón que está en la leche.

  3. Coloca el coco en la toalla y pégale varios golpes secos con el martillo alrededor de la sección media del caparazón hasta que se abra una grieta. Se debe abrir después de unas cuantas vueltas.

  4. Retira la pulpa del caparazón. Si estás comiendo un coco crudo maduro, desliza un cuchillo afilado entre la pulpa y la cáscara, y saca la pulpa firme fuera de la cáscara. Si estás comiendo una fruta joven, usa una cuchara para sacar la pulpa blanda y gelatinosa.

Consejos y advertencias

  • Come el coco inmediatamente o coloca la leche y el coco en recipientes herméticos separados y guárdalos en el refrigerador para su uso posterior.
  • También puedes poner un coco maduro entero en una bandeja para horno y calentarlo en un horno durante 15 a 20 minutos a 350 °F para ablandar la pulpa antes de abrirlo.
  • Las piezas firmes de coco se mantienen frescas durante un máximo de 10 días en el refrigerador en un recipiente hermético. La pulpa de coco blanda debe refrigerarse y usarse en el día.

Más galerías de fotos



Escrito por karen curinga | Traducido por martín giovana