¿Se pueden comer carnes frías como roast beef durante el embarazo?

Los nutrientes de los alimentos que consumes ayudan a sostener el desarrollo y el crecimiento de tu bebé. Aunque el roast beef tipo fiambre puede parecer una opción saludable a la hora de comer, las carnes frías en realidad tienen componentes poco saludables y bacterias que pueden representar un riesgo de salud para ti y tu bebé por nacer. Como siempre, consulta a tu médico si sospechas que has comido roast beef contaminado o tienes síntomas de infección.

Los hechos

Las carnes frías, como el roast beef tienden a ser altas en sodio, lo que puede causar retención de líquidos y puede ser poco saludable para ti y tu bebé nonato si tienes la presión arterial alta. Además, las carnes precocidas como el roast beef pueden contener una bacteria dañina llamada listeria. La bacteria listeria no sólo puede enfermar a la madre, sino que puede atravesar la placenta y dañar al bebé. También puede transmitirse a través del canal de parto durante el alumbramiento.

Complicaciones peligrosas

La bacteria listeria puede causar síntomas parecidos a la gripe, como fiebre, náuseas, dolores musculares, dolor de cabeza y vómitos. Si la infección llega a tu sistema nervioso, puede conducir a la desorientación y convulsiones. En casos severos, la listeria puede causar complicaciones potencialmente mortales, como infecciones de la sangre o una infección de las membranas del cerebro llamada meningitis. También puede infectar al feto y provocar un parto prematuro, aborto involuntario o incluso muerte fetal. Puedes ayudar a prevenir estas complicaciones graves al tratarte con antibióticos tan pronto como sospeches de la infección.

Medidas de seguridad

Si tienes que comer carnes frías, cocínalas hasta que estén muy calientes. La temperatura interna debe decir 160 grados Fahrenheit cuando se mide con un termómetro para alimentos. Recalentar las carnes frías antes de comerlas matará a la bacteria listeria, haciendo la carne segura para comer durante el embarazo. Mantén el líquido del roast beef lejos de otros alimentos, superficies de cocina o utensilios para evitar la contaminación.

Sustitutos útiles

Si quieres evitar completamente las carnes frías, elige otro tipo de carne como bistec, pollo asado, pavo a la plancha, albóndigas y atún. Debido a sus altos niveles de mercurio, sin embargo, el atún debe limitarse a dos veces a la semana. Los embutidos salados y secos como el pepperoni y el salami son también alternativas. Elige versiones bajas en sal y bajas en grasa ya que las carnes frías tienden a ser altas en sodio y grasas saturadas.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por esteban arenas