Comer berenjena durante el embarazo

Hay algunos alimentos, como los quesos ligeros o el pez espada, que no deben comerse en el embarazo ya que pueden presentar un riesgo para el bebé. La berenjena, por otro lado, no es un alimento que debas evitar. De hecho, la berenjena es muy nutritiva para añadirla a tu dieta porque es rica en ciertos nutrientes que tu bebé necesita para crecer normalmente.

La berenjena es segura

Comer berenjena es seguro y recomendado por Jonny Bowden, un nutricionista y coautor de "Los 100 alimentos más saludables para comer en el embarazo". Añadir la berenjena a tu dieta puede ayudar a consumir más frutas y vegetales, los cuales ofrecen muchos nutrientes esenciales que tu bebé necesita para crecer y que también necesitas para un embarazo saludable.

Es buena para tu bebé

Comer berenjena te ofrece a ti y a tu bebé una porción importante de nutrientes. Una taza de berenjena puede darte alrededor de 3 por ciento de los 15 miligramos de vitamina E que necesitas para apoyar a la formación de las células rojas y músculos de tu bebé. También te da 2 por ciento de los 600 microgramos de ácido fólico que necesitas para reducir el riesgo de defectos de nacimiento. La berenjena también ayuda a aumentar el hierro para la formación de la sangre y vitamina A para la formación de los ojos.

Sugerencias de preparación

Sofríe las rebanadas de berenjena y ponle un poco de aceite de oliva y las hierbas y especias favoritas para un sabroso y nutritivo plato. Evita la berenjena frita y también a la parmesana. Comer alimentos fritos puede hacerte sentir hinchada e incómoda, y esto tal vez podría juntarse a tu incomodidad ya causada por el embarazo. Hay una versión saludable de la berenjena parmesana que puedes hacer si sofrías unas rebanadas y les añades unos pedazos de pan, con salsa marinara baja en sodio y un queso parmesano bajo en grasa. Otra opción saludable es el plato de medio oriente llamado baba ghanouj, y está hecho con berenjena cocinada, tahini, jugo de limón y ajo. Mezcla los ingredientes y sirve los con piezas de pan integral.

Considera esto

Siempre lava las berenjenas. Los vegetales no desinfectados pueden ser peligrosos para las mujeres embarazadas porque pueden transmitir bacterias que podrían enfermar y poner en riesgo la vida del bebé. De acuerdo a la American Pregnancy Association, los vegetales no desinfectados pueden estar contaminados con toxoplasmosis, la cual puede encontrarse en el suelo donde crecen las berenjenas. Entrar en contacto con la toxoplasmosis pueden incrementar el riesgo de que el bebé nazca con poco peso o de forma prematura, con fiebre, ictericia, desorden en los ojos, retraso mental y convulsiones, esto de acuerdo a la American Pregnancy Association. Lava y desinfecta las berenjenas con agua caliente y con jabón antes de prepararlas y comerlas para reducir el riesgo significativamente.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por héctor muñoz