Qué comer o beber para dormir mejor

Obtener un mejor descanso puede significar comer un poco más de los alimentos adecuados. Se ha demostrado que algunos alimentos mejoran el sueño gracias a los correctos aminoácidos, que favorecen la producción de hormonas que te ayudan a conciliar el sueño. Otros alimentos contienen vitaminas u otras substancias que promueven el sueño. Algunos de los alimentos y bebidas más destacados que te pueden ayudar incluyen el pescado, las cerezas, el té de manzanilla (chamomile), el plátano, la leche y las espinacas.

Pescar para conseguir un buen sueño

El salmón, rodaballo y el atún son tres alimentos ricos en vitamina B-6, un necesario precursor de la melatonina. La melatonina es la hormona que induce el sueño. Cuando compres salmón, es preferible escoger salmón silvestre a aquellos criados en cautiverio, ya que tendrá mayores cantidades de omega-3 así como vitamina D, otros nutrientes que pueden promover un sueño tranquilo. De acuerdo con David McCarty, M.D., puede haber un vínculo entre la deficiencia de vitamina D y ciertos desórdenes del sueño, incluyendo la apnea y narcolepsia.

El poder de las cerezas

Las cerezas son uno de los pocos alimentos que contienen de forma natural la melatonina. Cuando las cerezas no están en temporada, 10 meses del año, aún puedes encontrar cantidades de melatonina en las cerezas deshidratadas y jugo de cereza. Comer cerezas una hora antes de dormir te puede ayudar a conciliar el sueño.

Un té para zzzzzzzs

El té de manzanilla es bien conocido como auxiliar en el sueño. De acuerdo con un artículo publicado en 2010 en “Molecular Medicine Report,” los efectos tranquilizadores del té pueden ser debido a un flavonoide que contiene llamado apigenina, que afecta el cerebro. La manzanilla se ha usado como tratamiento para el insomnio, sedación inducida y su uso ha sido reportado también para el tratamiento de los trastornos de ansiedad, una de las condiciones que causan el insomnio.

Plátanos para relajarse

Los plátanos son fuente de potasio y magnesio, dos relajantes musculares naturales. Además, los plátanos son fuente del aminoácido L-triptófano, el cual eventualmente es convertido en melatonina y seratonina. La serotonina es un neurotransmisor del "bienestar" conocido por tener efectos relajantes.

Leche caliente para reconfortar

La leche contiene tanto L-tritófano y melatonina, ambas promovedoras del sueño. La leche también contiene calcio, otro nutriente que puede tener propiedades para inducir el sueño. La temperatura de la leche no cambia sus nutrientes, pero la leche caliente puede ser más confortante para algunas personas antes de ir a dormir.

Calma las piernas con las espinacas

Si tienes piernas cansadas al despertar, la espinaca puede ser justo lo que necesitas. La espinaca es un vegetal rico en hierro, un nutriente que te ayuda a protegerte de este síndrome, de acuerdo con Michael Breus “The Sleep Doctor”, Ph.D. Otros alimentos ricos en hierro que pueden tener el mismo efecto son la carne, las aves y las legumbres.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por mariana perez