¿Comer avena te ayuda a perder peso?

Desgraciadamente no hay comidas mágicas que hacen que la grasa extra se derrita de tu cuerpo, pero hay varios tipos de comidas que pueden ayudar. La avena, como un grano entero nutritivo con fibra que te hace sentir satisfecho, proteína y carbohidratos complejos, es una de ellas. Es sólo una pequeña parte de un plan completo de pérdida de peso, sin embargo, también es importante hacer tiempo para hacer ejercicio regularmente y comer tu avena junto con una variedad de comidas enteras y nutritivas.

Datos nutricionales


La avena ofrece la misma nutrición cocinada o no.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, media taza de avena seca, que es el equivalente a una taza de cereal cocinado, tiene cerca de 150 calorías, 5 gramos de proteína, 2,5 gramos de grasa y 27 gramos de carbohidratos, 4 gramos de fibra y 0,4 gramos de azúcar natural. Aunque estos granos ofrecen la misma nutrición ya sea que estén cocinados o secos, siempre revisa la etiqueta de información nutricional si vas a comer granola basada en avena y otros productos, ya que los ingredientes adicionales pueden significar una porción más pequeña y contener muchas calorías más.

Lo que estás comiendo


La avena es muy sustanciosa.

Por su perfil nutricional único, la avena es capaz de promover el sentimiento de saciedad -una sensación de satisfacción después de comer. Las comidas que sacian el hambre te mantienen lleno por más tiempo y pueden incluso hacer que comas menos calorías en el día. Entre los nutrientes más saciantes están las proteínas, los carbohidratos complejos y la fibra dietética. La avena tiene las tres, una combinación que reduce la velocidad de la digestión y le da a la comida un tremendo "poder de estadía" en tu estómago.

La ciencia dice...


Comer avena en el desayuno puede dejarte más satisfecho y con menos antojos.

En un estudio publicado en 2013 en "El Diario de la Universidad Estadounidense de Nutrición", la gente que comió avena en el desayuno se sintió saciada por periodos de tiempo más largos y experimentó menos antojos e instancias de comer de más que la gente que consumió cereal ya hecho que contenía el mismo número de calorías. En otro estudio publicado en 2013 en "Plantas para la Nutrición Humana", los participantes que comieron avena por 12 semanas perdieron más grasa corporal y experimentaron un mejoramiento en sus medidas de cintura y muslos que los que recibieron un placebo.

Las advertencias


Se consciente de cómo preparas y sirves tu avena si tu objetivo es perder peso.

Si tu objetivo es perder peso, es importante estar consciente de cómo preparas y sirves tu avena. Ahorra calorías midiendo la cantidad de avena que usas y cocínalas con agua en lugar de leche. Cuando estés listo para comer, limita las cantidades de edulcolorantes, crema, mantequilla, fruta seca y otras cosas que puedan añadir calorías en tu tazón. También, aunque una porción pequeña de avena puede ser apropiada como refrigerios ocasionales o suplementos a lo que normalmente comes, verás mejores resultados en la pérdida de peso si usas un tazón de avena como una comida completa.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por monica del valle