Qué comer cuando se te antoja algo dulce

El antojo de azúcar o algo dulce, ya se trate de ositos de goma o chocolate ho hos, es un poderoso impulso que puede ser difícil de resistir. Muchas personas se sienten privadas si a la cena no le sigue el postre, ¿y quién no ha saltado al coche y conducido a la heladería más cercana para saciar esa necesidad irresistible de azúcar? El azúcar puede afectarte emocional y físicamente. Entonces, ¿qué comes cuando los antojos llegan?

El sentimiento gratificante del azúcar

Cuando comes azúcar, tu nivel de energía se incrementa y la insulina en la sangre se eleva considerablemente. Esta insulina permite que un químico llamado triptófano entre en el cerebro y libere un neurotransmisor llamado serotonina. La serotonina es un químico para la sensación de bienestar que te da un sentimiento general de placer. La beta-endorfina es otro neurotransmisor que libera el azúcar. El azúcar realmente te hace sentir bien físicamente. También puede estar asociada con los aspectos emocionales de tu vida, como las galletas con chispas de chocolate de la abuela.

Micronutrientes

Muchos micronutrientes pueden ayudar a frenar tus antojos de cosas dulces. La mayoría se encuentran en un buen multivitamínico con minerales. El zinc, la vitamina C y la vitamina B niacina ayudan a liberar serotonina para frenar los antojos. El cromo aumenta los efectos de la insulina, ayudando en el metabolismo de la glucosa. Por lo tanto, necesitas menos azúcar para obtener energía, lo que puede reducir los atracones de dulces. Los alimentos que contienen cromo son las uvas (grapes), las papas (potatoes) y el brócoli (broccoli). Puedes encontrar zinc en las ostras (oysters), cangrejos (crab) y carne de res (beef); la vitamina C en las naranjas (orange), las toronjas (grapefruit) y las fresas (strawberry), y niacina en los cereales fortificados, el atún y el salmón. Habla con tu médico acerca de la incorporación de suplementos vitamínicos.

Alimentos enteros

Elige alimentos no procesados. Los alimentos enteros, sin procesar, tales como los granos enteros, frutas y verduras crudas, tienden a mantener tu nivel de insulina regular y acabar con ese pico que se obtiene de los alimentos refinados o procesados ​​que promueven los antojos de azúcar. Prueba con una merienda de galletas integrales con uvas y queso cottage o yogur bajo en grasa y batido de frutas. Las verduras con salsa de yogur o palomitas de maíz pueden eliminar el antojo de azúcar. Otra estrategia es comer una papa al horno con la piel tres horas después de una comida. Coloca lo que quieras en ella, siempre y cuando no sea proteína. Las papas permiten que el triptófano llegue al cerebro y libere serotonina.

Proteínas y azúcar

Eliminar por completo el azúcar de la dieta puede no ser factible para muchas personas. Así que si sientes que no puedes resistir, intenta esta estrategia que ofrece la enfermera Marcelle Pick de la página Women to Women. Disfruta de tu postre con un poco de proteína. Come un pequeño trozo de torta de queso (cheesecake), flan o merengue, todos elaborados a partir de proteínas. O come un pedazo de queso, leche o un puñado de frutos secos con tu dulce de elección. La proteína proporciona un aumento más lento del azúcar en la sangre y abstiene el pico de insulina.

Más galerías de fotos



Escrito por carrie cross | Traducido por mariana perez