Cómo comenzar meditación Shaolin

El Shaolin kung fu es un tipo de artes marciales asociado a los monasterios Shaolin en China. La filosofía Shaolin es una combinación del taoísmo y el budismo. La meditación es una parte esencial de la práctica de artes marciales Shaolin, lo que te permite desterrar los pensamientos negativos y ganar fuerza en tu mente. Según la leyenda, un sacerdote indio llamado Bodhidharma introdujo los monjes de Shaolin a la meditación. Con el fin de prevenir que los músculos de los monjes se atrofiaran, Bodhidharma los instruyó a hacer una serie de ejercicios de calistenia que eventualmente se convirtió en kung fu.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Prepárate para la meditación Shaolin. Encuentra una habitación tranquila en tu casa y apaga las distracciones, como el teléfono o la televisión.

  2. Siéntate en el suelo en una posición de piernas cruzadas o loto. Mantén la espalda recta. Quieres estar cómodo durante la meditación, así que puede ser que desees colocar un cojín debajo de los glúteos. Cierra los ojos.

  3. Comienza la meditación Shaolin centrándote en la respiración. Respira profundamente con el estómago durante unos minutos mientras intentas despejar tu mente. Tu estómago debe expandirse cuando estás respirando y contraerse mientras exhalas.

  4. Visualiza la energía negativa siendo liberada al espirar. En Shaolin kung fu, necesitas mantener tus emociones bajo control.

  5. Reorienta tu mente concentrándote en tu respiración cuando tus pensamientos vagan. Cuenta mientras inhalas y exhalas. Sigue contando tus respiraciones hasta que llegues a 10. Después de llegar a 10, cuenta hacia atrás hasta uno. Si tus pensamientos se alejan, inicia la cuenta de nuevo.

  6. Practica la meditación durante 30 minutos antes y después de entrenar para las artes marciales. La meditación ayuda a calmar y concentrar la mente, habilidades necesarias para las artes marciales.

  7. Añade sesiones de meditación, según sea necesario. Algunos maestros de kung fu Shaolin meditan antes de ir a dormir por la noche. También puedes meditar en otros momentos durante el día cuando te sientas frustrado o estresado.

Consejos y advertencias

  • Sé paciente cuando aprendas a meditar. Llevará muchas sesiones hasta que seas capaz de controlar tus pensamientos.

Más galerías de fotos



Escrito por ireland wolfe | Traducido por natalia pérez