Cómo combinar los carbohidratos que se queman rápido con los que se queman despacio

Los carbohidratos de quema lenta son aquéllos alimentos que tardan más en convertirse en azúcar en sangre y te dan una energía sostenida. Entre esos alimentos están los granos enteros, las verduras frescas, los frijoles, las nueces y las semillas. Los carbohidratos de quema rápida se convierten en azúcar en sangre en poco tiempo y tu cuerpo los usa rápidamente. Esos alimentos incluyen los granos "blancos" o refinados, ciertas frutas y las verduras con almidón como las patatas blancas. Tu cuerpo necesita a ambas clases de carbohidratos para funcionar apropiadamente. Cuando los combinas puedes satisfacer la necesidad de energía de tu cuerpo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Pan
  • Mantequilla de nueces
  • Bananas
  • Pita
  • Humus
  • Tomates secos
  • Cebollas
  • Maíz
  • Frijoles negros
  • Pimientos bell
  • Maíz bulgur
  • Perejil
  • Jugo de limón
  • Espinacas
  • Fresas
  • Arándanos
  • Almendras
  • Cebada perlada
  • Frijol de riñón
  • Arroz
  • Frijoles rojos
  • Masa para pizza
  • Patatas
  • Brócoli

Instrucciones

  1. Come un emparedado con pan de granos enteros.

    Come un emparedado. Usa un pan de granos enteros, que pueden tener una combinación de carbohidratos de lenta y rápida combustión. Agrégale mantequilla de nueces que es un carbohidrato de combustión lenta, con rodajas de bananas que es uno de rápida quema. También puedes usar un pan blanco de pita y humus de quema lenta con tomates secos y cebollas.

  2. Haz una ensalada.

    Haz una ensalada. Combina el maíz de quema rápida con los frijoles de quema lenta, cebollas, pimientos bell y cilantro. Los frijoles y el maíz te ofrecen proteínas completas. Haz una ensalada tabulé con maíz bulgur, perejil y jugo de limón. Come espinacas en ensalada con arándanos, fresas y almendras, una combinación que también te da calcio. Las opciones se ven limitadas sólo por tus preferencias personales.

  3. Haz una cazuela, sopa o guiso.

    Cocina una cazuela, sopa o guiso. Combina cebada perlada, un grano refinado con verduras y frijoles rojos. Haz un chili de frijoles vegetariano con arroz o sirve el chili sobre una pasta. Prueba un arroz tipo español con salsa de tomates, maíz y frijoles rojos. Como con la ensalada, tus opciones sólo las limita tu preferencia personal.

  4. Pide una pizza sana.

    Pide una pizza. La masa blanca de la pizza tiene carbohidratos de combustión rápida. Agrega pimientos, cebollas, espinacas y otras verduras de combustión lenta. También puedes pedir una pizza con masa de maíz entero.

  5. Rellena las patatas.

    Rellena las patatas. Llena una patata horneada con chili vegetariano de frijoles, brócoli y queso, sofríe los pimientos y las cebollas, o usa cualquier otra combinación de frijoles con verduras. Si no te gustan las patatas rellenas, prueba hacer patatas fritas con verduras.

Consejos y advertencias

  • Tienes muchas opciones para combinar los carbohidratos de combustión rápida y lenta, todo depende de lo que quieras comer. Sólo ten presente que las comidas procesadas, las blancas y dulces, como las patatas y las frutas, así como los panes, las pastas y los cereales tienden a ser alimentos de combustión rápida. Los frijoles, las nueces y la mayoría de las verduras son más probablemente de combustión lenta.

Más galerías de fotos



Escrito por max whitmore | Traducido por adriana de marco