Cómo combatir la fatiga

La fatiga puede ser causada por una variedad de factores, desde alteraciones en el sueño, hasta estrés y puede ocurrir de forma crónica u ocasional. Los especialistas afirman que la fatiga causada por la falta de sueño es diferente y que en general viene acompañada por una falta de motivación para hacer cualquier cosa, incluso dormir. Sin importar su causa o su duración, la fatiga puede ser una fuente de frustración cuando tienes cosas que hacer o cuando quieres disfrutar de tus actividades. La primera línea de defensa contra la fatiga es averiguar qué es lo que la está causando. Hazte un examen médico completo para determinar si es una infección o una enfermedad lo que pueden estar causando que te fatigues.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Trata de dormir por lo menos unas siete horas cada noche. Medline Plus informa que la fatiga puede ser causada por la falta de sueño adecuado o por la mala calidad de éste. Elimina los productos que contengan cafeína de tu dieta o al menos deja de consumirlos unas seis horas antes de ir a la cama. Asegúrate de que tu dormitorio sea adecuado para proporcionarte una buena noche de descanso, cerciórate de que esté oscuro, tranquilo y de que la temperatura sea la correcta para ti. Si trabajas durante las noches y duermes durante el día, adquiere un antifaz para bloquear la luz. Si te es posible evita cualquier ruido, cómprate una máquina de sonido para mitigarlo.

  2. Realiza unos 30 minutos de actividad física todos los días. Dependiendo de tu nivel de salud física actual, elige alguna actividad que puedas realizar de manera consistente, como trotar o nadar. De acuerdo con ACE Fitness, el ejercicio ayuda a que circule sangre rica en oxígeno a través de tu cuerpo, proporcionándote energía adicional. El ejercicio también puede mejorar la calidad el sueño, y puede ayudarte a disminuir los síntomas de la depresión moderada, en especial de la clase que es causada por el decremento de la luz solar durante el invierno. Incluso el ejercicio de baja intensidad puede tener un efecto significativo en la batalla contra la fatiga, así que si llevas algún tiempo sin hacer algo de ejercicio, caminar un poco puede traerte algunos beneficios.

  3. Bebe por lo menos unas 64 onzas de agua cada día. La fatiga puede ser causada cuando tu cuerpo sufre de deshidratación leve o moderada. Además, puede que experimentes otra clase de síntomas, como boca seca, dolores de cabeza y debilidad, según el sitio web Family Doctor. Beber bebidas con cafeína tampoco es de mucha ayuda, debido a que son diuréticas y te impulsan a eliminar el agua de tu cuerpo. Cuando estás más físicamente activo, o el clima es demasiado cálido, tu cuerpo puede una cantidad mayor de agua, así que lleva contigo una botella reutilizable de agua contigo para que la bebas a menudo.

  4. Aprende técnicas que pueden ayudarte a manejar el estrés con mayor facilidad. Medline Plus señala que la fatiga puede ser causada por estrés crónico, y si este no se trata, puede conducirte a tener más problemas crónicos. No puedes evitar el estrés por completo, pero puedes aprender la manera de evitar que te afecte de manera tan significativa. Toma un curso de relajación, imágenes guiadas, yoga o manejo del estrés y aplica dichas técnicas en tu vida diaria. Con algo de práctica te será más fácil soportar los efectos del estrés crónico y, por lo tanto, reducir la fatiga que este produce.

  5. Evita los estimulantes, el alcohol, la nicotina y medicamentos tales como los antihistamínicos. Habla con tu doctor acerca de las alternativa para los tipos de medicamentos que pueden causar que tu fatiga empeore o que pueden empeorar las cosas alterando tus patrones de sueño y haciéndote sentir aún más fatigado. Algunos medicamentos, incluyendo aquellos usados para combatir las alergias y la depresión pueden empeorar la fatiga, así que consulta con tu médico sobre tus dudas acerca de los medicamentos que actualmente estás tomando y que podrían estar causándote fatiga. En la mayoría de los casos tu doctor puede prescribirte medicamentos alternativos que podrían no tener el mismo efecto.

Consejos y advertencias

  • Consulta con tu médico para que te realice un examen completo, incluyendo muestras de sangre para determinar si tienes alguna infección o alguna enfermedad que pudiera estarte provocando la fatiga.

Más galerías de fotos



Escrito por maura banar | Traducido por reyes valdes