Cómo combatir la caspa con ingredientes naturales

El primer paso para combatir la caspa es respirar profundo. La caspa es sólo un problema estético y, más allá de los mitos, no provoca calvicie ni es contagiosa. Además de la rutina habitual para el cuidado del cabello, que debería incluir lavados regulares con champú, necesitas una combinación de técnicas totalmente naturales para la prevención y el tratamiento de la molesta caspa, entre los que se incluyen exfoliantes y aceites.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Jugo de limón
  • Sal
  • Vinagre de sidra de manzana (apple cider vinegar)
  • Aceites (jojoba, árbol de té [tea tree], coconut [coco])
  • Una toalla
  • Bicarbonato de sodio

Instrucciones

  1. Masajea unas dos cucharadas de jugo de limón natural puro en el cuero cabelludo y enjuaga el cabello con una mezcla de 1 taza de agua y 1 cucharadita de jugo de limón. Este tratamiento diario brinda alivio a los brotes de caspa.

  2. Frota un poco de sal de mesa regular en el cuerpo cabelludo antes del champú. Este remedio abrasivo natural ayuda eliminar las escamas del cabello antes de que el champú haga su trabajo.

  3. Elige un champú anticaspa totalmente natural. Aunque estos productos varían, entre los ingredientes naturales se incluyen el aceite de árbol de té y el extracto de romero (rosemary), que sirven como alternativas suaves para los agentes químicos que combaten la caspa, como el ketoconazol y el alquitrán de hulla. A menos que el fabricante recomienda lo contrario, enjabona y enjuaga dos veces y deja que el champú actúe en el cuero cabelludo durante cinco minutos antes de enjuagar.

  4. Enjuaga el cabello con una combinación de una parte de vinagre de sidra de manzana y una parte de agua fría luego de enjabonar y enjuagar el champú para una limpieza profunda que trata y previene la caspa. El vinagre de sidra de manzana elimina los residuos y mata las bacterias que causan la caspa. [Referencia 2, página 6, referencia 3]

  5. Por la mañana, aplica unas gotas de aceite esencial de jojoba en el cabello. No lo hagas en exceso, usa sólo lo suficiente como para cubrir ligeramente el cuero cabelludo. Masajea la piel del cuero cabelludo con aceites naturales humectantes para restaurar el equilibro normal de pH.

  6. Trata el cabello con aceite de coco una vez por semana. Calienta apenas un poco una cucharada colmada de aceite de coco y trabájalo en el cabello y el cuero cabelludo. Envuelve el cabello con una toalla húmeda y caliente y deja actuar el aceite al menos una hora antes de enjuagar. Para un efecto máximo, usa un aceite de coco antifúngico como un tratamiento nocturno. Si el tratamiento deja tu cabello demasiado aceitoso o grasoso, enjuaga con una mezcla de vinagre de sidra de manzana y agua fría.

  7. Si todo lo demás falla, reemplaza tu champú regular por bicarbonato de sodio. En un comienzo, este remedio puede ser el cabello seco; pero a medida que pasen las semanas, los aceites naturales del cabello compensarán la sequedad, lo que suaviza el cabello y elimina la descamación.

Consejos y advertencias

  • Los agentes antifúngicos pueden brindar alivio a la caspa. Mezcla aceites antifúngicos, como aceite esencial de árbol de té o coco, con un champú comercial si este producto no contiene ninguno de estos ingredientes. Para obtener buenos resultados, necesitarás aproximadamente 10 gotas de aceite por cada 8 onzas de champú.
  • Consulta a tu dermatólogo antes de realizar cambios drásticos en tu régimen para el cuidado del cabello o si experimentas picazón o inflamación excesivas en el cuero cabelludo. Lee y respeta las instrucciones y advertencias de los fabricantes de los productos anticaspa que utilizas.

Más galerías de fotos



Escrito por dan ketchum | Traducido por valeria d'ambrosio