Cómo colocar los marcos a los patines de hockey

Amas el hockey sobre hielo. Haz comprado todo el equipo necesario. Finalmente tienes tus patines que se ajustan perfectamente, pero ¿cuándo fue la última vez que les diste mantenimiento? De todo tu equipo, ellos son lo más importante y mantenerlos en excelente forma es algo que debes hacer. Limpiar y reemplazar los marcos, o chasis, es una forma simple de asegurarte de estar perfecto para tu juego,

Lo que vas a necesitar

Un taladro (o destornillador) y una llave serán tus herramientas principales, quizás necesites un destornillador de cabeza plana o con una muesca. La forma en la que el chasis está montado varía en cada modelo de patín, así que ten una variedad de estas herramientas a la mano. Un tornillo de banco puede facilitar el proceso, pero no es necesario. Se pueden usar guantes de trabajo en lugar del tornillo de banco. Necesitarás dos juegos de tornillos de montaje y tuercas, los cuales puedes encontrar en una cualquier tienda de hockey profesional. También necesitarás un lápiz o un rotulador y un trapo con solución para limpiar. La solución puede ser tan simple como agua con jabón.

Preparación

Si vas a reemplazar el chasis viejo, inspecciona el equipo nuevo y el viejo y asegúrate de que son iguales. Recuerda, el chasis equivocado demorará tu proyecto. Asegúrate de acomodar lo que necesites cerca de tu mano y dejar suficiente espacio para trabajar. El área debe estar bien iluminada ya que vas a usar piezas pequeñas. Observa la parte inferior de cada patín y determina el número de remaches. Si encuentras cualquier tipo de grieta en la bota, deja de usarla. A continuación dibuja la base del chasis alrededor de la bota usando el lápiz. Un rotulador puede funcionar, pero el trazo podría no quitarse.

Remover el marco

Quita los lazos a ambos patines y colócalos a un lado. Remueve el revestimiento interior de la bota y encuentra los remaches. Coloca la bota en el tornillo de banco o sostenla firmemente mientras colocas el taladro encima del remache. Sé paciente, taladra lentamente para no dañar la bota. La cabeza del remache debe caer de la bota eventualmente. Repite para los cuatro remaches; el chasis y la bota se deben separar fácilmente. También puedes usar un destornillador de cabeza plana para remover el chasis ajustándolo lentamente entre la bota y el chasis y removiendo los remaches. Este método, sin embargo, puede causar ligeros daños a la parte inferior de la bota.

Limpiando

Durante el juego o mientras los guardas tu bolso de hockey, todo tipo de bacterias y suciedad se arrastra sobre y dentro de tus patines. Usa un trapo húmedo y solución de limpieza para limpiar todo. (Los jugadores de hockey sobre cemento deben tener en cuenta que el concreto ensucia los patines más que el hielo). Presta especial atención a los agujeros de los remaches. Las obstrucciones cerca de los agujeros harán que colocar el marco sea más difícil. Limpia el chasis y la hoja del patín también. Básicamente, asegúrate de que todo esté limpio.

Colocando el marco

Compara el chasis que estás colocando con el lugar en la bota donde se va a colocar. Cuando estén alineados, asegúrate de que el patín y el chasis estén firmes en su lugar. Ahora usa tus tornillos de montura y ajusta el tornillo a través del chasis hacia la bota. Asegura las tuercas firmemente usando tus manos, haz esto en todos los agujeros. Después usa una llave y apriétalas más. Vuelve a colocar el revestimiento interior y ponte el patín. Párate, camina, brinca y haz algunos movimientos de hockey. Si hay signos de que el chasis esté suelto, o suena algún ruido metálico, vuelve a revisar tu trabajo. Puede que necesites empezar desde el principio. Un par de patines con un buen mantenimiento puede mejorar o echar a perder una temporada.

Más galerías de fotos



Escrito por anthony affissio | Traducido por esther guerrero