Colitis ulcerosa en los adolescentes

La colitis ulcerosa, un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal, puede tener síntomas que van desde la incomodidad ocasional hasta ser una faceta importante de la vida de un adolescente. Los chicos son más propensos que las chicas, aunque la afección tiende a ser hereditaria. Si sospechas que tu hijo tiene colitis ulcerosa, llévalo inmediatamente a un médico para una evaluación.

¿Qué es la colitis ulcerosa?

Los síntomas de la colitis ulcerosa pueden aparecer poco a poco, por lo que un adolescente podría no darse cuenta de inmediato, según Mayo Clinic (la Clínica Mayo). La enfermedad suele aparecer cuando se inicia la adolescencia, de acuerdo con Boston Children's Hospital (Hospital de Niños de Boston), y está estrechamente ligada a la enfermedad de Crohn, otro tipo de enfermedad intestinal irritable. Los pacientes adolescentes pueden experimentar frecuentes diarreas, calambres en la zona abdominal, anemia, pérdida de peso y sangrado del recto. A pesar de la gravedad de estos síntomas, es una enfermedad manejable.

Causas

Los médicos todavía están aprendiendo lo que causa la colitis ulcerosa, según Cincinnati Children's Hospital (Hospital de Niños de Cincinnati). Se sabe que las víctimas de la enfermedad tienen la función inmunológica alterada, aunque no se sabe si esto es un síntoma o una causa de la enfermedad. Es posible que la colitis ulcerosa sea el resultado de que el sistema inmunológico ataca de una manera exagerada a un virus o bacterias en el intestino.

Tratamientos

La colitis ulcerosa suele responder al tratamiento, por lo que los adolescentes pueden reanudar sus actividades normales, según Mayo Clinic (Clínica Mayo). Un médico puede recetar medicamentos anti-inflamatorios y medicamentos que suprimen el sistema inmune. Los medicamentos que controlan los síntomas de la colitis ulcerosa, como los analgésicos o los antibióticos, pueden también ser prescritos. Si la colitis ulcerosa no responde al tratamiento, el médico puede sugerir la cirugía.

Ayuda adicional

Si tu hijo tiene algunos síntomas similares a la colitis ulcerosa, pero también tiene otros síntomas, consulta inmediatamente al médico para una evaluación. Las víctimas de una situación similar, la enfermedad de Crohn, también pueden experimentar dolores en las articulaciones y erupciones cutáneas. Aproximadamente uno de cada cinco niños necesitarán cirugía para corregir la colitis ulcerosa, según Boston Children's Hospital (Hospital de Niños de Boston). El colon y el recto son retirados y se añaden reemplazos quirúrgicos, lo que permite que tu hijo adolescente experimente movimientos intestinales normales después de unos meses.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por barbara obregon