Colesterol para el cabello

Los profesionales y los individuos interesados en la belleza han utilizado uno de los tratamientos acondicionadores más baratos disponibles, el colesterol, durante décadas. A pesar de que se encuentra más frecuentemente en la sección étnica de cuidado del cabello, el colesterol puede ser utilizado en todo tipo de cabellos e individuos sin temor a la formación de residuos grasos. Frío y espeso, el colesterol se frota en el cabello con la consistencia de la vaselina, pero se hace rápidamente maleable una vez que se aplica calor, y se enjuaga fácilmente con agua tibia.

Usos

El colesterol es utilizado como un tratamiento de acondicionamiento profundo. Ayuda a fortalecer y sanar el cabello dañado y agrega humedad y brillo a los cabellos sin vida. La consistencia espesa del colesterol hace que también sea ideal como alternativa libre de pesticidas para tratar los piojos.

Aplicación

Después de aplicar una cantidad generosa del acondicionador de colesterol, los estilistas cubren el cabello con una funda de plástico para evitar que el producto se seque. El calor, obtenido a partir de un secador de capucha o de mano, se aplica de manera uniforme sobre la funda para calentar el producto y ayudar a que penetre en el eje del pelo. Generalmente, la fase de calor del tratamiento dura de 15 a 20 minutos. En el hogar la mayoría de las personas enjuagan el pelo inmediatamente después de que pasa el tiempo indicado, pero los tratamientos de salón vienen con un masaje de cuero cabelludo.

Masaje

El colesterol se vuelve suave y maleable con calor. Después de eliminar el calor, los estilistas profesionales masajean el cuero cabelludo, el cuello y los hombros como parte del tratamiento. Las personas en el hogar pueden realizar el masaje también. Los pequeños movimientos circulares funcionan mejor, ayudando a que el acondicionador penetre en el cuero cabelludo donde alivia la sequedad y la picazón.

Eliminación

Puede ser difícil eliminar el colesterol de los cabellos. A pesar de que se recomienda enjuagar simplemente el producto, muchas personas tienen que utilizar un champú suave para eliminarlo completamente.

Frecuencia

La frecuencia del tratamiento depende principalmente de la condición del cabello. Un cabello normal requiere un tratamiento cada dos semanas, mientras que el pelo químicamente tratado requiere un tratamiento semanal. El cabello severamente dañado o que ha experimentando rotura se puede tratar diariamente con colesterol para mejorar la fuerza y ​​la docilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy mayse | Traducido por mar bradshaw