Colesterol alto y café

El café es bien conocido por sus efectos sobre la energía mental y física y se consume comúnmente para ayudar a despertar cada mañana y para mejorar el estado de alerta mental. La mayoría de las personas sanas experimentan beneficios positivos del consumo de café. Sin embargo, el café puede aumentar tus niveles de colesterol si eres un consumidor de café sin filtrar, como el café prensado francés, el café turco y el espresso. Esta es una preocupación ya que los niveles altos de colesterol son un factor de riesgo para las enfermedades del corazón.

Ingredientes activos en el café


Granos de café.

Los granos de café contienen una variedad de sustancias químicas y nutrientes basados en muchos factores, incluyendo el origen de donde se cultivan los granos y el proceso de tostado. El tostado cambia el grano original, dando como resultado ciertos ingredientes responsables de las cualidades y características de la haba. Los granos de café, por lo general, contienen cafeína, que proporciona un efecto estimulante. Un grupo de químicos conocidos como piridinas formados a partir de proteínas evocan el aroma, el color y el sabor del café. Las vitaminas del grupo B como la niacina y la tiamina están presentes como resultado del proceso de tostado. Los lípidos similares a los aceites vegetales están presentes en los granos de café y sobreviven el proceso de tostado. Existen ácidos tales como el ácido fosfórico y el ácido acético en pequeñas cantidades y da cuenta de las variaciones en el sabor y la calidad, de acuerdo con lo que informa CoffeeChemistry.com.

Cafestol

El mecanismo propuesto para que el café afecte el colesterol tiene que ver con un producto químico llamado cafestol. El cafestol es un diterpeno, que es un compuesto químico que se encuentra en los aceites esenciales de las plantas. Un estudio realizado en abril de 2010 en la revista "Drug Metabolism and Disposition" explica que el cafestol es el químico más fuerte que aumenta el colesterol presente en la dieta de los seres humanos. Está presente en el café sin filtrar, ya que el proceso de filtrado usualmente filtra el aceite del café.

La investigación explica el efecto que aumenta el colesterol


Según una investigación, el colesterol puede elevarse después de alto consumo de café.

Los investigadores del Baylor College of Medicine explican que el colesterol puede elevarse en un 6 a un 8 por ciento después de consumir 5 tazas de café francés prensado. Esto se produce debido a los efectos del cafestol. El cafestol inhibe tres genes del hígado que normalmente regulan el colesterol en el cuerpo, según un estudio en la revista "Molecular Endocrinology" realizado en abril de 2007. Los investigadores estudiaron este efecto en ratones y encontraron que el cafestol en el intestino delgado le indica al hígado que reduzca la producción de ácidos biliares, que utiliza el colesterol para la síntesis. Dado que el colesterol no se utiliza para los ácidos biliares, vuelve a la sangre para la circulación, y es aquí donde se ve el aumento de colesterol.

Recomendaciones de café

El consumo de café debería verse al igual que cualquier otro alimento que consumes. Aporta una pequeña pieza al cuadro más grande de alimentos y bebidas que consumes en un día total. La moderación es la clave con el café al igual que con cualquier otro alimento o bebida que consumes. Colorado State University Nutrition Services, explica que si el colesterol es un problema para ti o en tu familia, controlar tus niveles de colesterol en la sangre puede servirte como guía en cuanto a si debes modificar tu dieta, incluyendo el consumo de café. El consumo de café filtrado disminuye la cantidad de cafestol que obtienes de beber café.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea johnson | Traducido por maría florencia lavorato