¿Por qué las coles de Bruselas son nutritivas?

Las coles de Bruselas benefician a varios sistemas del organismo, incluyendo el esqueleto y el sistema cardiovascular.

Las coles de Bruselas benefician a varios sistemas del organismo, incluyendo el esqueleto y el sistema cardiovascular.

Parte de la familia de las hortalizas crucíferas, las coles de Bruselas (brussels sprouts) se relacionan estrechamente con el brócoli, la col rizada (kale), la col (cabbage) y la coliflor (cauliflower). Por lo que se refiere a las hortalizas, estas son relativamente ricas en proteínas (3 gramos por porción) y bajas en calorías, con sólo 38 calorías por taza. Sus principales beneficios para la salud provienen del contenido de fibra, vitaminas y carotenoides y consumirlos produce varios efectos beneficiosos en tu cuerpo.

Fibra y salud cardiovascular

Las coles de Bruselas tienen mucha fibra. Cada porción de 1 taza ofrece 3.3 gramos de fibra, el 13 por ciento de la ingesta diaria recomendada para las mujeres y el 9 por ciento de la recomendada para hombres, según las pautas de ingesta de fibra del Institute of Medicine. La fibra ayuda a bajar los niveles de colesterol de la sangre y reduce el riesgo de varios tipos de enfermedades cardiovasculares, como la enfermedad coronaria y el accidente cerebrovascular. También reduce el riesgo de ataque cardíaco y te protege de otras enfermedades, como la diabetes tipo 2.

Carotenoides para una vista saludable

Las coles de Bruselas benefician la salud de la vista ya que contien en los carotenoides luteína y zeaxantina, como también carotenoides que funcionan como fuente de vitamina A. La luteína, la zeaxantina y la vitamina A actúan sobre el funcionamiento de la retina, el tejido ocular rico en nervios que detecta el color y la luz. La vitamina A ayuda a tus retinas a detectar el color, especialmente de noche, mientras que la luteína y la zeaxantina filtran la luz de tal manera que tus retinas no se vean expuestas a los rayos luminosos. Una porción de coles de Bruselas te provee 664 unidades internacionales de vitamina A, un 28 por ciento del valor diario recomendado para mujeres y un 22 por ciento del recomendado para hombres, según el Institute of Medicie. Una taza de coles de Bruselas también contiene 1,339 microgramos de luteína y zeaxantina, aproximadamente un cuarto de los 6,000 microgramos que necesitas para tu buena salud, según el Linus Pauling Institute.

Vitamina C y K para la salud de los huesos

El contenido de vitaminas de las coles de Bruselas también sirven para mantener tu esqueleto. Contienen vitamina C, un nutriente necesario para hacer que abunde el colágeno en el tejido óseo, como también vitamina K, una vitamina que promueve la mineralización de los huesos. Los bajos niveles de vitamina C debilitan tus huesos, mientras que los bajos niveles de vitamina K aumentan los riesgos de padecer fracturas. Una taza de coles de Bruselas provee 156 microgramos de vitamina K, el total de la ingesta diaria recomendada, según el Institute of Medicine. Cada porción también provee 76 miligramos de vitamina C. Esto constituye el 84 por ciento de la ingesta diaria recomendada para hombres y el total de la recomendada para mujeres.

Consejos sobre porciones e ideas

Consume las coles de Bruselas como guarnición saludable, pruébalas asadas, ligeramente cubiertas con aceite de oliva o salteadas en una mezcla de caldo sin sodio y ajo picado. Agrega sabor a tus coles usando hierbas frescas, como el romero o la albahaca. Como alternativa, consúmelas crudas. Simplemente mezcla pequeñas rodajas de coles de Bruselas con col rizada picada y vinagreta de frambuesas (raspberry) o pícalas y mézclalas con flores de brócoli, batatas cocidas picadas y vinagreta de arce (maple).

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por paula santa cruz