Colchonetas seguras para niños

Ya se sabe que los niños son salvajes, trepan, corren, saltan y juegan. Esto normalmente termina con alguna caída, aunque la mayoría de las veces es un golpe menor y están corriendo de nuevo enseguida. Usar dispositivos de seguridad es una forma efectiva de mantener a tus hijos seguros. Las colchonetas de seguridad cubren las superficies duras y amortiguan el cuerpo de tu hijo si cae. Hay bastante variedad así que puedes cubrir todas su áreas de juego.

Materiales

Las colchonetas están disponibles en diferentes materiales, cada uno diseñado para un área específica. Las de espuma son ideales para habitaciones y salas de juego. La página de Healthy Child Healthy World recomienda las que están hechas de EVA, que son químicamente seguras para tus niños. Las colchonetas de caucho son buenas para los espacios al aire libre, cómo un patio de juegos. Las colchonetas de caucho fino con adhesivo en la parte trasera son buenas para los baños y evitar que tu hijo se resbale.

Cómo usarlas

Sigue las instrucciones cuidadosamente para asegurarte de que tu hijo está seguro. Las colchonetas de caucho para el exterior normalmente se despliegan por debajo de la estructura de juego. Algunas vienen como azulejos que se clavan para instalarlas fuera. Las colchonetas de espuma de interior son a veces un largo trozo o varios trozos separados que empujas uno contra otro para juntarlos. Algunas colchonetas de espuma son como un rompecabezas gigante y algunas se expanden de forma que las puedas guardar cuando no las usas. Las de baño normalmente se pegan al suelo. Simplemente quita el papel por detrás y colócala firmemente contra el suelo.

Elegir colchonetas de seguridad

Un par de factores juegan un papel en la colchoneta de seguridad de tu hijo. Considera dónde la usarás. Mide el espacio de forma que puedas comprar algo que encaje. Una colchoneta de seguridad no será buena si es demasiado grande o pequeña. Si estás usando azulejos de seguridad que se clavan, compra suficientes para cubrir el área que deseas. Si estás usando colchonetas de interior, busca una que esté hecha de materiales naturales, según recomienda la página de Healthy Child Healthy World. De esta forma, la colchoneta no libera químicos nocivos en el aire en la zona de juego de tu hijo.

Trucos

Comprueba las colchonetas de vez en cuando en busca de roturas o algún deterioro. Una colchoneta que no está en buena forma puede no ofrecer la protección deseada a tu hijo. Si la colchoneta tiene roturas o trozos de rasgones durante el juego, descarta la colchoneta y compra una nueva. Si tu hijo salta de su mesa, por ejemplo, y se golpea contra la parte rasgada de la colchoneta, se podría hacer daño. Las colchonetas de caucho al aire libre se calientan en verano cuando el sol brilla sobre ellas y pueden llegar a 160 grados Farenheit, según un artículo de 2008 del "The New York Times". Asegúrate de que tu hijo lleve zapatos que eviten que se quemen sus pies. Si las colchonetas de seguridad de la bañera empiezan a levantarse de la superficie, quítalas y pon unas nuevas.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por susana lópez millot