La col forrajera y la gota

La col forrajera (collard greens) podría ser digna de consideración como adición saludable a tu dieta. Estos vegetales de hojas verde oscuro proveen hierro, vitamina K, folato, calcio y los antioxidantes luteína y zeaxantina. Incluso podrían ayudarte a prevenir la gota o reducir tus síntomas de la misma cuando la comes en moderación como parte de una dieta saludable.

Antecedentes de la gota

La gota, o artritis gotosa, es una forma dolorsa de artritis que es resultado de la acumulación de ácido úrico en tus articulaciones. Algunos factores de riesgo no modificables para la gota incluyen ser mayor edad, del género masculino y tener un historial familiar de gota. Algunas maneras de disminuir tus riesgos de tener gota son limitar tu consumo de alcohol a un máximo de un trago por día para mujeres y dos tragos para los hombres, limitar el azúcar y mantenerte hidratado. Las grasas saturadas aumentan tu riesgo de gota, por lo que debes evitar cocinar tu col forrajera en grasas sólidas, como mantequilla o grasa de tocino.

Dieta baja en purina

El ácido úrico es un producto que tu cuerpo produce como parte del proceso de desglosar purinas de los alimentos. Tu riesgo de tener gota podría disminuir cuando escoges fuentes de proteínas vegetarianas y limitas tu ingesta de proteínas animales, que son alimentos altos en purinas. En lugar de carne, pescados, mariscos o aves de corral, podrías comer col forrajera con alimentos en base a plantas de altas proteínas, como sustitutos de carne en base a soja o guisantes de ojo negro (black-eyed peas).

Control de peso

Perder el peso adicional o mantener un peso saludable disminuye tu riesgo de desarrollar gota. La col forrajera puede ser parte de una dieta de calorías controladas porque cada taza tiene sólo 49 calorías. Puedes usar las hojas verdes y otros vegetales bajos en calorías como acompañamientos o agregarlos en sopas, estofados, guisos u otras recetas para hacer que tus comidas sean más grandes y más satisfactorias, sin agregar muchas calorías. La col forrajera cruda, al vapor o hervida es baja en calorías, pero las calorías serán más si cocinas tus hojas verdes en grasa, como mantequilla o aceite.

Otros nutrientes

Un beneficio potencial de la col forrajera para la gota son sus 5.3 g de fibra dietaria por taza, ya que la fibra dietaria disminuye los niveles de colesterol en tu sangre. El colesterol alto es un factor de riesgo para la gota. Además, podrías correr el riesgo de tener gota cuando tu presión sanguínea es alta. La cal forrajera cocida sin sal tiene sólo 30 mg de sodio por taza y provee 220 mg de potasio, que es necesario para regular la presión sanguínea. Tiene 35 mg o 58 por ciento del valor diario de vitamina C, que podría disminuir tu riesgo de tener gota, de acuerdo con el Linus Pauling Institute Micronutrient Information Center.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie stein | Traducido por paula ximena cassiraga