¿El cohosh negro realmente induce el parto?

Al acercarse el final de tu embarazo, puedes comenzar a sentir ansiedad por la inducción del parto y nacimiento del bebé. Esto es muy natural, ya que el final del embarazo puede ser muy incómodo y frustrante. El cohosh negro es un suplemento a base de hierbas comúnmente recomendado para la inducción del parto, pero la evidencia científica no apoya su uso.

Trabajo

La mayoría de los embarazos sanos duran entre 38 y 42 semanas, siendo 40 semanas el promedio, explica Heidi Murkoff y Sharon Mazel en su libro "What To Expect When You're Expecting" ("Qué esperar cuando esperas"). Técnicamente, un feto durante las 37 semanas de edad gestacional se considera a término desde una perspectiva médica, y como resultado, muchas mujeres tratan de inducir el parto al final del embarazo. Hay medicamentos y técnicas médicas que pueden inducir el parto, pero algunas parteras también recomiendan ciertas hierbas, incluyendo el cohosh negro. Consulta a tu médico antes de usar el cohosh negro para inducir el parto.

Cohosh negro

El cohosh negro supuestamente actúa como un tónico uterino, similar a tomar el té de hoja de frambuesa roja. De acuerdo con los herbolarios y médicos alternativos de atención de la salud, ayuda a preparar el útero para la contratación y estimula el trabajo de parto. Un artículo de 1999 en el "Journal of Nurse-Midwifery" escrito por la autora principal, Barbara McFarlin informa que de las enfermeras obstetras encuestadas, el 45% había utilizado cohosh negro para estimular el trabajo en sus pacientes. El artículo no tiene en cuenta la tasa de éxito o la seguridad de la preparación, sin embargo.

Seguridad y eficacia

Desafortunadamente, aunque el cohosh negro es una hierba relativamente recomendada comúnmente para final del embarazo y la inducción del parto, no hay estudios científicos que demuestren que es seguro o eficaz en el logro de la inducción. Esto es probablemente porque es médicamente difícil llevar a cabo estudios científicos controlados sobre mujeres embarazadas. La limitada información disponible sobre el cohosh negro, sin embargo, sugiere que posiblemente no sea seguro, según indica American Pregnancy Association. Esto puede ser porque las hierbas que aumentan las contracciones uterinas pueden provocar sufrimiento fetal y parto prematuro.

Inducción del parto

En general, lo mejor es evitar cualquier técnica destinada a llevar a cabo el trabajo a menos que hayas alcanzado el punto de las 40 semanas de tu embarazo. Las últimas semanas del embarazo contribuyen al desarrollo cerebral del feto, y el corte de un embarazo incluso por una semana pueden contribuir a retrasos en el desarrollo, indica un artículo en el "The Wall Street Journal". Si estás interesado en tratar de inducir el trabajo de parto, ya sea mediante el uso de cohosh negro o cualquier otra técnica, lo mejor es hablar con tu médico primero.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por mariana nonino