Código de conducta para padres separados

Después de que una relación o matrimonio termina, los padres se enfrentan a la tarea de criar a sus hijos con alguien con quien tal vez ellos no tienen una buena relación. El establecimiento de un código de conducta para padres separados ayudará a minimizar conflictos, a reducir las inconsistencias y a centrarse en trabajar juntos por el beneficio del niño. Una cooperación bien coordinada promueve una mejor adaptación del niño ante la vida, mientras que los problemas como resultado de una mala cooperación entre progenitores, disminuye el rendimiento académico, crea problemas de adaptación social y aumenta los niveles de agresión entre los niños, según indica un trabajo de investigación titulado "When People Parent Together: Let's Talk About Coparenting" (Cuando las personas son padres juntos, hablemos de ser padres separados) publicado en la página web University of Florida Extension.

Comunicación

La comunicación es la "llave para construir una cooperación y alianza entre los progenitores separados”, según aclara un documento expedido por University of Florida Extension. Decide cuál será el mejor método de comunicación y cuándo está resultar ser apropiada. Si no quieres que te distraigan de tus actividades durante días u horas específicas, con excepción a casos de emergencia, establece ese límite. También respeta las peticiones del otro progenitor. Si no parece estar claro lo que se espera, quizás sea mejor utilizar un método escrito para comunicarse como el correo electrónico o mensajes de texto para evitar confusiones.

Discutir con el otro padre

No hables mal del otro progenitor frente a tus hijos. Se puede generar una actitud injusta y parcial contra el otro padre. Del mismo modo, no utilices a tu hijo como un peón para obtener información que puedas utilizar en contra del otro. El propósito de la cooperación es beneficiar al niño, no ampliar la pelea con tu ex pareja. Evita el uso de un lenguaje despectivo o difamatorio cuando hables del otro progenitor, en especial cuando estés cerca de los niños. Según un artículo titulado "Parenting: Success Requires A Team Effort" (Paternidad: El éxito requiere de un esfuerzo en equipo), publicado en la página web de University of Missouri Extension. Los niños que ven o escuchan discusiones entre los padres son más propensos a tener sentimientos negativos sobre sí mismos y presentan niveles más altos de ansiedad, estrés y culpa.

Coloca como prioritarias las necesidades de tu hijo

Ambos padres deben intentar seguir una vida lo más estable posible frente a los niños. Esto puede significar un sacrificio y adaptación de ambos padres cuando se trata de las obligaciones escolares, deportivas y otras actividades extracurriculares. Debes estar dispuesto a dejar a un lado tus diferencias para que ambos asistan a los eventos deportivos, obras de teatro y otros eventos de importancia escolar. También tendrás que sacrificar parte de "tu" tiempo con tu hijo, cuando los horarios se crucen, pero debes pensar en ello como algo benéfico para tu hijo y no como algo perjudicial para ti.

La disciplina y los métodos de paternidad

La crianza de los hijos se vuelve aún más difícil si no cuentas con la ayuda del otro padre. Discute cómo van a manejar los temas de las malas calificaciones, mal comportamiento y otras conductas inaceptables. Por ejemplo, algo que confunde a los niños es si la mamá permite hacer las cosas que prohíbe el padre. Ambos pueden tener diferentes ideas acerca de la filosofía de la crianza, pero es beneficioso para los niños llegar a un punto medio que ambos padres puedan tolerar.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda rumble | Traducido por xochitl gutierrez cervantes