¿Cocinas las manzanas antes de hornear para el relleno de una tarta de manzana?

Tú puedes hacer una tarta de manzana de dos maneras diferentes. Una consiste en cocinar el relleno de la tarta y para ello primero debes cocinar las manzanas. Sin embargo, la otra manera comienza con manzanas crudas. El calor que hornea la tarta hornea las manzanas. Los dos métodos producen tipos de tarta ligeramente diferentes.

Manzanas cocidas

Para hacer la tarta con manzanas cocidas, cocina las manzanas y el azúcar en agua hirviendo durante cinco a siete minutos. Esto hace a las manzanas un poco más suaves. Si te gusta que las manzanas se deshagan en la tarta, cocinarlas primero ayuda a lograr ese objetivo. El agua de la cocción se espesa con almidón de maíz para hacer el relleno que rodea las manzanas en la tarta. En general, una tarta de manzana cocida es más jugosa y suave que una tarta de manzana cruda.

Manzanas en conserva

Si estás haciendo tu propio relleno para tarta de manzana enlatado en casa, también puedes cocinar las manzanas. Tú vas a cocinar las manzanas para el relleno de la tarta durante dos etapas diferentes del proceso de enlatado. En primer lugar, escalda las manzanas en agua a la que has añadido cristales de ácido ascórbico. Al hacerlo, evitas que tomen un tono marrón. Después de cocinar el relleno del jugo de manzana y la fécula de maíz enlatada segura, agrega las manzanas y empaca todo en tarros. La segunda cocción se lleva a cabo en los tarros mientras que el relleno se hace en la olla a presión.

Manzanas frescas

Tal vez la forma más común de hacer tarta de manzana es con manzanas frescas. Basta con pelar y cortar las manzanas. No las cocines. Sólo tienes que tenerlas en agua fría para evitar que se vuelvan marrones hasta que sea el momento de montar la tarta. Cubre las manzanas crudas con azúcar y harina y vierte en la corteza. Cubre la tarta con otra corteza. En el horno, el jugo de las manzanas se mezcla con el azúcar y la harina conforme la tarta se hornea. Van a espesar juntos y harán jugoso el relleno que rodea las manzanas en la tarta.

Manzanas deshidratadas

Si la preparas con manzanas deshidratadas, el proceso es un híbrido de los métodos de manzanas cocidas y frescas. Primero cocina las manzanas deshidratadas en agua. Cubre y deja que se calienten para reconstituirlas. Una vez que las manzanas se reconstituyan, escurre y prepara la tarta tal como lo harías si estuvieras usando manzanas frescas.

Más galerías de fotos



Escrito por susan peterson | Traducido por mayra cabrera