Cómo cocinar zanahorias dulces japonesas

La dulce y acristalada guarnición de zanahoria a menudo se sirve en los restaurantes japoneses, el cual no podría ser más fácil de recrear en casa con sólo un puñado de productos básicos de la despensa. Una pequeña cantidad de tu edulcorante preferido, añade una especie de esmalte sutil más que una salsa abrumadora, realza los azúcares naturales de las zanahorias (carrots), transformándolas en algo especial en cuestión de minutos. Personaliza la receta básica con los condimentos adicionales, prueba de jengibre (ginger) fresco, ralladura de limón (lemon) o un poco de chile en polvo para obtener un sabor más fuerte.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Pelador
  • Cuchillo
  • Tabla para cortar
  • Sartén
  • Colador
  • Cuchara de madera
  • Mantequilla
  • Azúcar blanca, azúcar morena, miel, jarabe de arce o melaza

Instrucciones

  1. Pelar las zanahorias y corta la parte de arriba y la cola con un cuchillo afilado. Corta las zanahorias en trozos gruesos, rebanadas en sesgo, monedas o bastones. Si estás utilizando zanahorias pequeñas, déjalas enteras.

  2. Consigue una olla con agua salada para hervir y añadir las zanahorias. Asegúrate de que haya suficiente agua para cubrir la totalidad de todas las zanahorias.

  3. Baja el fuego para que el agua esté hirviendo. Cocina a fuego lento las zanahorias hasta que estén cocidas pero aún un poco firmes. Toma un bocado para determinar cuando estén listas. Las rebanadas más pequeñas deben tomar alrededor de cinco a ocho minutos para cocinarse; las piezas más grandes o zanahorias pequeñas enteras generalmente necesitarán de 10 a 12 minutos.

  4. Escurre las zanahorias en un colador y deslízalas inmediatamente de nuevo en la sartén. Pon la sartén de nuevo en la estufa y baja el fuego a medio-bajo.

  5. Agrega un pequeño trozo de mantequilla y revuelve en las zanahorias con una cuchara de madera. Usa sólo lo suficiente de mantequilla para glasear las superficies de todas las zanahorias, añadiendo una pequeña cantidad a la vez hasta que se recubren las zanahorias, pero no naden en mantequilla.

  6. Agrega una pequeña cantidad de azúcar blanca, azúcar morena, miel, jarabe de arce o melaza, y revuelve en las zanahorias. Las zanahorias son naturalmente dulces, así que comienza con sólo una o dos cucharaditas de edulcorante. Añade más más tarde si quieres un glaseado dulce.

  7. Agrega condimentos opcionales, tales como ralladuras de limón o naranja (orange), jengibre fresco rallado, o una pizca de chile o curry en polvo. Revuelve en las zanahorias con la cuchara de madera.

  8. Mezcla las zanahorias suavemente sobre el calor durante unos cinco minutos. El edulcorante y la mantequilla deben mezclarse bien para formar un esmalte brillante en las zanahorias.

  9. Prueba una de las zanahorias. Si quisieras que fueran más dulce, añade un poco más de azúcar, miel, melaza o jarabe y revuelve sobre el fuego durante unos minutos más. Sirve de inmediato, mientras que las zanahorias estén todavía calientes.

Consejos y advertencias

  • Si bien estas zanahorias son un plato popular en los restaurantes japoneses, son igualmente adecuadas para servir con una carne asada, pescado o pollo a la parrilla o asado de costillas.
  • Combina las zanahorias con otras verduras y calabazas profundas, como la chirivía (parsnips), nabos (turnips) y bellotas (acorn) o calabazas (butternut squash), antes de añadir el glaseado. Corta todas las verduras en trozos de un tamaño similar.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne thomas | Traducido por enrique alejandro bolaños flores