Cómo cocinar trucha al horno

La trucha se puede disfrutar como una comida saludable rica en proteínas, vitamina D, los aceites omega-3, selenio y magnesio, pero baja en calorías, grasas poliinsaturadas y grasas saturadas. La trucha horneada no es difícil y es una excelente manera de conservar el sabor y las cualidades saludables de los pescados. Si no eres un pescador, puedes comprar truchas frescas en tu mercado local. Hornea tus truchas tan pronto como sea posible, ya que los pescados pueden adquirir un olor y sabor desagradables rápidamente, que pueden arruinar una comida.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cuchillo afilado
  • Papel de aluminio resistente
  • Recipiente para hornear
  • Aceite de oliva, aceite de cocina o mantequilla derretida
  • Limón fresco
  • Sal y pimienta
  • Condimentos y hierbas adicionales (opcionales)
  • Romero o perejil para adornar

Instrucciones

  1. Limpia la trucha, si es necesario. Enjuágala con agua fresca en el interior y el exterior. Puedes optar por dejar la trucha entera, o utilizar un cuchillo afilado para cortar la cabeza debajo de la aleta superior. Esta decisión es una cuestión de preferencia personal. Algunas personas prefieren cocinar la trucha sin la cabeza, mientras que otros creen que la trucha al horno retiene su forma mejor con la cabeza.

  2. Precalienta el horno a 450 F. La trucha queda mejor cuando se cocina a una temperatura elevada durante un tiempo bastante corto.

  3. Coloca un pedazo de papel de aluminio resistente en un molde grande para hornear. El papel de aluminio debe ser lo suficientemente grande como para envolver el pescado.

  4. Cubre el papel de aluminio con una fina capa de aceite de oliva, aceite de cocina o mantequilla fundida.

  5. Corta un limón en rodajas finas y coloca la mitad de las rodajas en forma pareja en el fondo del recipiente, sobre el papel de aluminio. Coloca la trucha encima de las rodajas de limón.

  6. Espolvorea el interior de la trucha con sal y pimienta negra. Si lo deseas, agrega los condimentos, como pimentón, ajo, pimienta de limón, o ramitas de romero fresco, estragón o eneldo. También añade dos o tres rodajas de limón en el interior del pescado.

  7. Junta los lados del papel de aluminio sobre la trucha, y a continuación, pliega la lámina hacia abajo, sobre el pescado. Debes formar un paquete suelto alrededor de la trucha. Si está cocinando más de un pescado en la misma sartén, usa un papel de aluminio separado para cada uno.

  8. Hornea las truchas durante 10 minutos, y a continuación, abre el paquete lo suficiente, como para comprobar el punto de cocción. Cuando esté hecha, la trucha es húmeda y escamosa, con una apariencia opaca. Si es necesario, devuelve el pescado al horno y continúa la cocción. La trucha, generalmente, se cocina dentro de los 20 minutos, pero puede requerir hasta 30 minutos, dependiendo del tamaño del pescado.

  9. Sirve el pescado caliente del horno. Decóralo con ramitas de romero o perejil, e incluye unas rodajas de limón a los lados.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por sofia loffreda