Cómo cocinar tostadas en el horno

Cuando estás cocinando el desayuno para una familia grande o un grupo grande de gente, las tostadas a menudo se convierten en un problema. Incluso con una tostadora de cuatro rebanadas, a menudo tienes que hacer muchas tandas de tostadas y servirlas frías a la gente. Cocinar tostadas en el horno te permite hacer muchas más piezas al mismo tiempo, como así también darte una opción si al despertar encuentras que la tostadora ya no funciona. No es tan fácil como colocar las rebanadas y esperar a que se tuesten. Debes mantener el ojo en el pan en todo momento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Una bandeja para horno (opcional)
  • Una pinza
  • Mantequilla o margarina (opcional)
  • Un cuchillo (opcional)

Instrucciones

  1. Mueve el estante superior del horno hasta lo más alto que puedas. Ajusta el horno en una temperatura baja y déjalo calentar durante cinco a 10 minutos.

  2. Coloca los trozos de pan en una placa para galletas. No te preocupes si se tocan los bordes del mismo, ya que vas a tostar la parte superior e inferior. Si no tienes una bandeja para hornear, o necesitas tostar más trozos, puedes colocarlos directamente en el estante del horno.

  3. Abre el horno y coloca la placa para horno o las rebanadas de pan sobre el estante superior. Deja la puerta del horno ligeramente abierta para que puedas ver las rebanadas de pan. Continúa la cocción hasta que el pan alcance un color dorado, normalmente en uno a cuatro minutos, dependiendo del horno.

  4. Voltea las rebanadas con una pinza, dejando la puerta del horno ligeramente abierta, tuesta el otro lado hasta que se dore. Retira las tostadas del horno y úntalas con mantequilla o margarina si lo deseas.

Consejos y advertencias

  • Siempre vigila el pan mientras se tuesta. El pan se quema fácil y rápidamente y un simple giro de la cabeza puede ser suficiente para que tu tostada pase de marrón dorado a un trozo de pan negro y quemado.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah lundin | Traducido por marcela carniglia