Cómo cocinar ternera en el horno

Puedes preparar patas o costillas de ternera, los dos cortes más comunes, de varias formas, incluyendo la parrilla, asados o sobre una sartén. Pocas preparaciones son más sencillas que preparar una ternera al horno. Este tipo de cocción además ayuda a preservar el sabor natural de la carne sin alterar su textura. Sirve la ternera asada en el horno con un vino tinto con buen cuerpo, como Bordeaux o Malbec, o un Pinot Gris o un Chardonnay con ricos dejos de roble si es que servirás vino blanco.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Costillas o patas de ternera, de aproximadamente 1 pulgada de grosor
  • Film plástico o papel encerado
  • Pincel para alimentos
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Manteca sin sal, derretida
  • Sal de mar o sal kosher
  • Pimienta negra (black pepper) recién molida
  • 1/8 de taza de vino
  • Bandeja para el horno
  • Termómetro de lectura instantánea
  • Platillo grande para servir

Instrucciones

  1. Retira la ternera del refrigerador unos 60 minutos antes de cocinarla. Es Importante que alcance la temperatura ambiente. Mantén la ternera recubierta con un film plástico o papel encerado en todo momento.

  2. Precalienta el horno a 375 ºF.

  3. Pincela todos los lados de la ternera con una combinación de aceite de oliva extra virgen y manteca sin sal derretida. Condimenta, a gusto, ambos lados de la ternera con sal de mar o sal kosher y pimienta negra recién molida.

  4. Añade el vino blanco a la bandeja para el horno, asegurándote de que sea lo suficientemente grande para contener la ternera. Coloca la ternera en ella.

  5. Hornea durante 30 minutos.

  6. Revisa la temperatura interna de la ternera luego de 30 minutos utilizando un termómetro de lectura instantánea, revisando la parte más gruesa de la carne. Cuando la carne esté completamente cocida, debería marcar entre 120 y 125 ºF para la carne jugosa, entre 130 y 135 ºF para una carne un poco más cocida, entre 140 y 145 ºF para un punto medio y entre 150 y 155 ºF para una carne completamente cocida.

  7. Transfiere la ternera a un plato grande para servirla, y permite que la carne repose unos cinco minutos de modo que los jugos se redistribuyan por la carne. Esto ayudará a que la ternera quede más tierna.

Consejos y advertencias

  • Para un platillo más decadente, coloca un poco de queso parmesano por sobre la ternera unos cinco minutos antes de retirarla del horno.

Más galerías de fotos



Escrito por christopher godwin | Traducido por andrés marino ruiz