Cómo cocinar solomillo al horno

Un corte de la parte superior del solomillo (sirloin), el "spoon roast" está lleno de sabor y es uno de los cortes más sanos de carne roja. La American Heart Association llamó al solomillo deshuesado uno de los mejores tipos de carne vacuna que es lo suficientemente bajo en grasas saturadas y colesterol para llevar la marca de saludable. El "spoon roast" queda particularmente bien con un método de cocción alto y bajo, en el que se sella la carne con calor fuerte y luego se la cocina durante un período largo de tiempo a temperatura muy baja. Debido a su rico sabor y precio económico, muchas tiendas usan este corte para crear sus comidas con carne vacuna.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Spoon roast
  • Aceite de oliva
  • Sal marina o kosher
  • Pimienta negra molida gruesa
  • Papel film
  • Asadera con rejilla
  • Termómetro de lectura instantánea

Instrucciones

  1. Cubre la carne con aceite de oliva y condimenta bien con sal y pimienta. Cúbrela con papel film y déjala en el refrigerador entre 12 a 24 horas.

  2. Precalienta el horno a 425º F.

  3. Retira la carne del refrigerador, deshazte del envoltorio plástico y apóyala sobre una rejilla en una asadera.

  4. Coloca la asadera en el horno y cocina durante 15 minutos. Reduce la temperatura del horno a 225º F, y continúa cocinándola durante 45 minutos o una hora más por libra, o hasta que la temperatura interna de la carne llegue a 140º F para un punto medio-jugoso.

  5. Retira la carne del horno, cúbrela y déjala reposar entre 15 y 20 minutos antes de servir.

Consejos y advertencias

  • Experimenta con diferentes condimentos para tu carne. Frota algunas hierbas frescas picadas o ajo sobre ella antes de refrigerar, déjala marinar en vino tinto o cúbrela con rodajas de cebollas o puerro antes de hornear.
  • Aunque los chefs profesionales podrían decirte que la carne cocida a 140º F es jugosa, el U.S. Department of Agriculture’s Food Safety and Inspection Service advierte sobre cocinar la carne a menos de 145º F. Si retiras la carne del horno cuando alcanza los 140º F, se cocinará otros cinco grados durante el período de reposo para llegar a una temperatura segura para comer.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah wickford | Traducido por maría marcela mennucci