Cómo cocinar un solomillo de cerdo asado de forma sencilla

El solomillo de cerdo asado es una excelente alternativa a la tradicional carne de res para los cocineros conscientes de la salud: por cada porción de 3 onzas, el solomillo de cerdo contiene menos calorías y menos carne de grasa que la carne magra de res, como el solomillo de ternera. El solomillo de cerdo es rico en vitaminas y minerales como tiamina, fósforo, riboflavina, niacina y vitamina B6, es simple de preparar (su tiempo total de cocción es de menos de dos horas, con poca supervisión) y se puede preparar con una amplia variedad de acompañamientos, desde granos a vegetales.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Hilo de cocina
  • Tijeras
  • Un solomillo de cerdo sin hueso de 1,5 a 3 libras
  • Film plástico
  • Toallas de papel
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • Sartén grande
  • Asadera de 9 x 13
  • Termómetro instantáneo de carne
  • Papel de aluminio
  • Tabla de cortar

Instrucciones

  1. Corta el hilo de cocina en una serie de segmentos que puedan envolver fácilmente el solomillo. Comienza a 1 1/2 pulgada del extremo del corte, y ata un trozo de hilo alrededor de la carne: la atadura debe ser firme, pero no demasiado apretada. Ata hilo alrededor del solomillo cada 1 1/2 pulgadas a lo largo del corte.

  2. Cubre el solomillo de manera suelta con envoltura plástica y déjalo reposar a temperatura ambiente por una hora. Precalienta el horno a 375°F, con el estante del horno en la posición del medio, hacia al final del período de descanso de la carne.

  3. Seca el solomillo con toallas de papel, y espolvoréalo generosamente con sal y pimienta. Calienta la cucharada de aceite en la sartén hasta que empiece a humear apenas. Añade el solomillo y séllalo por todos lados. Colócalo en la asadera.

  4. Asa el cerdo en el horno por aproximadamente 50 a 70 minutos, girándolo luego de unos 35 minutos de cocción. Quita el solomillo de cerdo del horno cuando el termómetro instantáneo para carne registre una temperatura interna de entre 145-150°F en la parte más gruesa del corte.

  5. Coloca el solomillo sobre una tabla de cortar y cúbrela con papel de aluminio, dejándola reposar durante 15 a 20 minutos. Corta el hilo, rebana y sirve.

Consejos y advertencias

  • Altera el sabor del solomillo frotando la carne con distintas hierbas y especias antes de sellarla. También puedes añadir caldo o vino a la asadera cada 15 minutos para un sabor adicional.
  • Cocinar el cerdo por más tiempo no es mejor, ya que sólo terminarás con una carne dura y de color grisáceo. Quita la carne del horno cuando alcance un mínimo de 145 grados, y no saltees cubrirla con el aluminio o el tiempo de descanso, porque esto asegura que la carne alcanzará el punto justo de cocción.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por mike tazenda